Economía

DF sufre desplome de remesas

01 febrero 2014 10:12 Última actualización 26 noviembre 2013 5:34

 [Al igual que la capital del país se encuentran Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca e Hidalgo / Bloomberg]


 
Diego Elías García
 
El monto de remesas que se enviaron al Distrito Federal de enero a septiembre del presente año fue el más bajo desde 2003, además disminuyó 32 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).
 
Es decir, en los primeros nueve meses del año la capital del país recibió 564 millones de dólares, montó que se ubicó por debajo de los 827 millones de dólares registrados en el mismo periodo del 2012.
 
Otros estados que registraron descensos en el recibo de remesas fueron Tlaxcala, con 12 por ciento; Veracruz y Oaxaca, con 11 por ciento cada uno; e Hidalgo, con 10 por ciento.
 
Por el contrario, en el estado de Baja California los giros de billetes verdes aumentaron 20 por ciento en el período en cuestión, al pasar de 337 a 403 millones de dólares; mientras que Tamaulipas registró un incremento de 19 por ciento, al recibir 444 millones de dólares de enero a septiembre.
 
Analistas de Banorte señalaron que continúan esperando una recuperación visible en el flujo de remesas dado el reciente comportamiento favorable que ha presentado el empleo de los trabajadores migrantes mexicanos en Estados Unidos.
 
“La caída en la tasa de desempleo se ha dado en un contexto donde el número total de trabajadores mexicanos ha aumentado, lo cual sugiere que el flujo de remesas podría presentar un mejor desempeño, ya que los migrantes mexicanos sin ciudadanía norteamericana tienden a enviar un monto mayor de remesas que aquellos con ciudadanía”, comentaron los especialistas.
 
Cabe mencionar que a tasa anual las remesas que se envían al Distrito Federal suman cinco trimestres con caídas, lo que las ha llevado a establecerse en 194 millones de dólares en el tercer trimestre del año, después de que alcanzaron los 311 millones de dólares el mismo período pero hace dos años.
 
Los analistas señalaron que de continuar la tendencia favorable en el mercado laboral norteamericano, el mayor flujo migratorio de mexicanos hacia el vecino del norte seguirá beneficiando al ingreso de remesas en lo que resta del 2013.