Economía

Deutsche  Bank y Barclays brindan cierto alivio pero no mucho retorno

Auque Deutsche Bank y Barclays reportaron cifras mayores a
las estimadas en el tercer trimestre de 2016, aún tienen que demostrar que pueden generar tasas de retorno que superen su costo de capital a largo plazo.
Bloomberg
27 octubre 2016 23:31 Última actualización 28 octubre 2016 5:5
Barclays

Barclays dio a conocer el mayor ingreso por renta fija en más de dos años en el tercer trimestre de este año. (Bloomberg)

Los bancos europeos, el cuento de miedo predilecto de los mercados financieros, tienen un aspecto un poco menos macabro a medida que se va acercando Halloween. Tanto Deutsche Bank AG como Barclays Plc dieron a conocer el jueves cifras del tercer trimestre por encima de las estimaciones.

Ambos contaron con la ayuda de un buen trimestre para la negociación de bonos. Pero los resultados dejaron en el aire la cuestión de la rentabilidad.

Primero las buenas noticias. No hubo un derrumbe de Deutsche Bank en momentos en que la entidad crediticia se prepara para una posible multa de 14 mil millones de dólares por parte de organismos reguladores de los Estados Unidos.

Su operación en los mercados internacionales pudo aprovechar un trimestre fuerte en renta fija, mientras que los ingresos del trading de deuda crecieron un 14 por ciento anual.


Eso le da tiempo al CEO, John Cryan, que se ve presionado a achicar el banco y aumentar el capital sin destruir la marca ni afectar la moral del personal.

Al británico Barclays le fue aún mejor, ya que dio a conocer el mayor ingreso por renta fija en más de dos años, así como un incremento de 11 por ciento de los ingresos por acciones, un desempeño mejor que el de algunos de sus pares de los Estados Unidos.

Si se tiene en cuenta que a principios de año se le reclamaba al CEO, Jes Staley, escindir o vender la banca de inversión de Barclays, es un indicio de que su estrategia de concentrarse en ser un banco minorista y corporativo transatlántico rinde frutos. Staley dice que está dispuesto a dejar de eliminar empleos. Eso le permitiría a la división ganar participación de mercado.

Ambas instituciones financieras aún tienen que demostrar que pueden generar tasas de retorno que superen su costo de capital a largo plazo.

CAMINO POR RECORRER
El retorno sobre el capital tangible fue de dos por ciento en Deutsche Bank y de 3.6 por ciento en Barclays. Las dos entidades tienen un muy largo camino por delante antes de que puedan llegar a igualar a sus pares de los Estados Unidos.

Ambos se encuentran en el extremo más bajo de su grupo de pares europeos en lo que respecta a fortaleza de capital básico. Deutsche Bank tiene que demostrar que puede apuntalar el capital sin necesidad de ayuda externa. Eso contribuye a explicar por qué la reacción del mercado ante los resultados fue positiva pero no eufórica: a mediodía las acciones de Barclays habían subido 1.5 por ciento y las de Deutsche Bank estaban planas.

En resumen, las ganancias de Barclays y Deutsche Bank consiguieron superar las expectativas este trimestre. Sin embargo, ambas firmas siguen sin generar más que retornos de un solo dígito -y bajo- en un contexto de tasas de interés bajas, creciente regulación y cambio estructural.

Ambos han hecho lo suficiente por ganar tiempo y mantener los aumentos de las acciones en el último mes. Reducir las marcadas diferencias de valuación en relación con sus pares es algo que llevará más tiempo.

economia” title=recuperavalor27