Economía

Deutsche Bank pone la mira en Qatar

El salvavidas que podría necesitar Deutsche Bank, institución que registra pérdidas récord durante el 2015 llegaría del Medio Oriente o de Asia.
Bloomberg
29 septiembre 2016 22:26 Última actualización 30 septiembre 2016 5:0
Deutsche Bank

Tras las caídas en la cotización bursátil de Deutsche Bank de febrero, la familia real de Qatar no se quedó cruzada de brazos.(Bloomberg)

La idea de que Turquía debería comprar a Deutsche Bank, descaradamente expuesta por un asesor del presidente Recep Tayyip Erdogan en Twitter, está siendo tomada con irrisión. Pero no hay que descartar la idea de una inversión desde el Medio Oriente o desde Asia.

Si lo que Deutsche Bank necesita es una muestra de fortaleza para el mercado, si Qatar—cuya familia real constituye el accionista activo más grande del prestamista— incrementa su participación, o una nueva inversión por parte de un fondo de inversión soberano de algún otro lugar podría proporcionar exactamente eso.

La combinación de las remanentes consecuencias negativas y de los precios estancados del petróleo— la cual ha incluso contribuido a la reducción de salarios de ministros y al recorte de subsidios por Arabia Saudita — hace difícil imaginarse que algún gobierno quiera invertir en recuperar el dinero ya perdido, para después sentarse a esperar pasivamente.

bajasganancias30

Después de las caídas dramáticas en la cotización bursátil de Deutsche Bank de febrero, la familia real de Qatar no se quedó cruzada de brazos: aumentó su participación a través de dos vehículos de inversión a casi el 10 por ciento, y propusieron públicamente a un nuevo miembro para la junta.

Uno de los fondos de Qatar, controlado por el jeque Hamad bin Jassim bin Jabr Al Thani, ofreció su respaldo público al presidente Paul Achleitner quien dejó claro en un discurso en mayo ante accionistas que estaba tomando medidas ante los tenaces costos de Deutsche Bank.

Si los inversionistas de Qatar aumentan su participación, daría al banco espacio para evitar soluciones rápidas, como vender el negocio de administración de activos o suprimir los bonos para los tres mil empleados de mayor rango. A largo plazo, esto sólo afectaría los ingresos. También daría a Qatar más fuerza para obligar a los directivos del banco a emprender cambios a largo plazo con el propósito de reactivar la rentabilidad y aumentar el capital. No sería una participación pasiva.

CLIENTES REDUCEN EXPOSICIÓN

Cerca de 10 fondos de cobertura que hacen negocios con el prestamista alemán han reducido su exposición al riesgo.

Los fondos, que utilizan el servicio de corretaje institucional del banco, pasaron parte de sus participaciones en derivados registradas a otras empresas esta semana, según un documento interno del banco visto por Bloomberg News. El monto se estima en al menos 52 mil millones de dólares.

Las acciones en Nueva York cayeron hasta 9.1 por ciento ayer, a un mínimo histórico.