Economía

Deutsche Bank da más poder a copresidente ejecutivo Anshu Jain

La reorganización que ha emprendido Deutsche Bank, ha incluido el otorgamiento de mayores responsabilidades a Anshu Jain, copresidente ejecutivo del grupo, decisión que ha sido criticada por los inversores, quienes aseguran que éste ya ha incumplido anteriormente metas previas por el banco. 
Reuters
21 mayo 2015 17:47 Última actualización 21 mayo 2015 17:47
Anshu Jain

Deutsche Bank determinó darle mayores facultades a Anshu Jain, copresidente ejecutivo del grupo bancario. (Bloomberg)

FRÁNCFORT.- Deutsche Bank le dio hoy más poder a su copresidente ejecutivo Anshu Jain, en una reorganización que fue duramente criticada por los inversores, que demandaron más cambios para restaurar la confianza en el liderazgo del banco más grande de Alemania.

El banco removió a algunos ejecutivos y reorganizó responsabilidades antes de su reunión anual de accionistas, dejando a Jain a cargo de una reorganización y recorte de costos pese a haber sido objeto de críticas por incumplir metas previas.

Solo un 61 por ciento de los accionistas en la reunión votaron a favor del desempeño en el 2014 de Jain y Jürgen Fitschen en una votación no vinculante. El año pasado habían recibido un 89 por ciento.

Hacer a Jain directamente responsable de recortar los costos del banco en 4 mil 700 millones de euros (5 mil 200 millones de dólares), vender su filial minorista Postbank y reducir su banca de inversión pone una enorme presión sobre el ex operador.




"Jain tiene ahora de 12 a 18 meses para cumplir", dijo uno de los 20 principales accionistas.

Jain llegó al máximo cargo en el Deutsche en el 2012 luego de que la división de banca de inversión que dirigía entregó consistentemente hasta un 85 por ciento de las utilidades del grupo y frecuentemente tuvo un desempeño superior al de sus pares.

La decisión de Deutsche de mantener un costoso modelo bancario universal que ofrece desde hipotecas en Alemania a derivados en Londres ha obstaculizado su desempeño en el período post crisis financiera.

Un plan de reorganización presentado el mes pasado para recortar negocios no lucrativos fue calificado de poco y muy tardío por algunos inversores.

Jain, una figura de las capitales financieras y carismático en privado, no habla alemán y eso significa que con frecuencia parece incómodo en eventos de accionistas, dominados por pequeños y a veces vociferantes inversores.

Jain dio el jueves un largo discurso en inglés, pero para cumplir con la ley alemana, que requiere que las reuniones de accionistas sean en alemán, su micrófono fue apagado y la voz doblada, lo que causó gracia entre algunos miembros del público.

En la reorganización, Fitschen cedió el control de la división que está desprendiéndose de los activos que el banco no necesita a Stefan Krause, quien orquestó la reciente revisión estratégica del Deutsche.

Las acciones de Deutsche han caído más de un 6 por ciento desde que la nueva estrategia se hizo pública.