Economía

Deutsche Bank celebrará asamblea anual en medio de escándalos

12 febrero 2014 4:36 Última actualización 22 mayo 2013 11:3

[Bloomberg] Se abordará el papel del banco en el escándalo de la manipulación de la tasa europea Libor. 


 
Notimex
 
Berlín.- El mayor banco de Alemania, el Deutsche Bank, lucha contra las críticas que se le hacen en la víspera de su asamblea anual en Frankfurt, en especial por las ganancias excesivas que se han permitido a sí mismos los ejecutivos del segmento de banca de inversión.
 
Los 2 presidentes del banco, Anshu Jain y Jürgen Fitschen, encabezarán en Frankfurt esa cita anual, en la que se abordará también el papel del banco en el escándalo de la manipulación de la tasa europea Libor.
 
La Fiscalía ya realizó un cateo en sus oficinas centrales del banco en Frankfurt porque se sospecha que se cometió fraude fiscal. A eso se suma que autoridades de Estados Unidos investigan al banco por faltas cometidas en conexión con el otorgamiento de créditos hipotecarios.
 
El Deutsche Bank acumuló para pagar esas demandas y posibles sanciones financieras 2 mil millones de euros, pero observadores del sector consideran que el monto podría ascender a 4 mil millones de euros.
 
La Asociación Alemana de Protección a Propietarios de Acciones y Valores (DSW) demanda ahora una amplia investigación sobre los bonos que se pagan a sí mismos los altos ejecutivos del banco.
 
El representante de esa Asociación, Klaus Nieding, declaró al diario alemán Süddeutsche Zeitung en su edición de hoy que los ejecutivos que se permitieron esos bonos deben regresar el dinero si se prueba que los negocios que hicieron causaron pérdidas en vez de ganancias.
 
Uno de los 2 presidentes del banco, Anshu Jain, fue durante años el director de la banca de inversión del Deutsche Bank.
 
La DSW señaló que tanto él como el anterior presidente del banco, Josef Ackermann, son los responsables de lo hecho por el banco en años anteriores en el sector de banca de inversión.
 
Los nuevos presidentes del Deutsche Bank cambiaron ya las reglas del sistema para pagar los bonos a los gerentes del banco para que éstos se paguen por partes.
 
De esa forma los ejecutivos no recibirían todo el dinero si en los años siguientes se demuestra que las inversiones que llevaron a cabo causaron pérdidas con las inversiones que realizaron con el dinero del banco.
 
El caso más flagrante en el último tiempo en el Deutsche Bank es el del operador Christian Bittar, quien recibió un bono de 80 millones de euros que desató la furia de los pequeños accionistas del DB, quienes estarán presentes en la asamblea general en Frankfurt.