Economía

Deuda estatal, tema central en el cambio de administración en Sonora

En el estado norteño de México no hay un acuerdo respecto al monto exacto de la deuda estatal y hay atrasos en los pagos a proveedores, lo que ha paralizado algunas áreas del gobierno local.
Brisa Retano / Corresponsal
14 agosto 2015 13:42 Última actualización 14 agosto 2015 14:2
Claudia Pavlovich

La candidata del PRI a la gubernatura de Sonora presentó sus declaración patrimonial, de impuestos y de conflicto de interés. (Especial)

HERMOSILLO, Son.- El estatus financiero de la administración pública estatal se ha convertido en el tema central del debate entre la administración saliente de Guillermo Padrés y la gobernada electa Claudia Pavlovich Arellano.

En particular porque no hay un acuerdo respecto al monto exacto de la deuda estatal y porque existen atrasos respecto al pago a proveedores y la entrega de ministraciones a distintas dependencias, lo que ha provocado por momentos parálisis en algunas áreas del gobierno estatal.

De hecho hace unos días el tesorero estatal Mario Cuén Aranda sostuvo que se realizan pagos con regularidad a los proveedores, aunque corren muchas historias de que este mismo funcionario les ha dicho a quienes tienen cartera con la administración estatal que busquen el modo de que el nuevo gobierno les cubra los adeudos, porque en esta administración no será.


Algunos reportes indican que las deudas con proveedores de parte del gobierno de Sonora alcanzarían montos que van de tres a cinco mil millones de pesos; sin embargo, el gobernador Padrés Elías se ha negado a precisar el dato y ha sostenido que aunque hay atrasos en el pago a proveedores y la entrega de recursos a las dependencias, éstos son normales y se deben sobre todo al retraso constante en la entrega de ministraciones que le corresponden al estado por parte de la Federación.

Hace unos meses se hizo una reestructura de la deuda publica estatal por un monto de 12 mil 740 millones de pesos. Sin embargo, existen reportes de la Secretaría de Hacienda que colocan la deuda pública sonorense en 22 mil millones de pesos, aunque ese dato, de acuerdo con Carlos Villalobos Organista, incluye los adeudos de organismos públicos autónomos y algunos ayuntamientos grandes como el de Nogales, Cajeme, San Luis Río Colorado y Hermosillo.

Precisamente por la poca claridad e inexactitud del dato, este tema en particular es objeto de controversia, al grado de que revisar a fondo la situación de las finanzas estatales, deuda pública, incremento en el gasto y disminución de ingresos propios, es la exigencia principal del equipo de la gobernadora electa que pretende la mayor claridad antes de que se de el relevo en el gobierno el 13 de septiembre próximo.

En reuniones con comisiones de transición se resaltó el incremento sobre el pago a la deuda bancaria de casi el 500 por ciento, lo cual, subrayó el vocero Iván Jaimes, es una de las principales preocupaciones.

La situación financiera de los últimos cinco años en la Cuenta Pública, la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos arrojan un déficit presupuestal en casi todos los rubros.

Iván Jaimes dijo que hay preocupación sobre el estado real del tema hacendario, pues se requiere de una revisión exhaustiva junto a los más de 100 expertos que han estado realizando un diagnóstico preciso y transparente sobre el estado que guarda la administración pública.

Pedro Ángel Contreras López, del equipo de transición de Pavlovich, se refirió al saldo de la deuda bancaria con un incremento real de casi 50 por ciento y el pago de la deuda con un incremento de casi 500 por ciento, mientras que el gasto corriente incrementó 30 por ciento y la inversión a obras disminuyó 50 por ciento. Así, “lo que debió subir bajó y lo que debió bajar subió”, dijo.

Agregó que a ello se suman las aportaciones que no se han entregado a los jubilados de los trabajadores del estado, que ascienden a mil 891 millones “es un tema preocupante porque se trata de las pensiones de los trabajadores sonorenses, porque no sólo es un tema de solidaridad y empatía social, sino un tema económico serio”, puntualizó.

Ante ello, Iván Jaimes añadió que sobre estos temas esperan respuesta en la próximas reuniones “pues los sonorenses piden cuentas claras”.

No obstante el secretario de gobierno de Guillermo Padrés, Prisciliano Melendrez Barrios, sostuvo que más que diferencias hay acuerdos y coincidencias entre los dos equipos de transición.

“Quiero reiterar de manera muy enfática la voluntad que existe por parte de la presente administración para entregarle a la gobernadora electa y a su equipo de trabajo la información suficiente y necesaria como también a nosotros nos hubiera gustado recibir de una administración estatal, es decir, información oportuna, clara y completa”, comentó.