Economía

Deuda de seis estados podría crecer hasta 15% por elecciones: Moody's

La agencia calificadora advierte que Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán y Sonora podrían exceder su deuda en este año debido a sus antecedentes de débil control financiero.
Dainzú Patiño
24 febrero 2015 12:30 Última actualización 24 febrero 2015 12:30
Peso (Bloomberg)

Peso (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La deuda de seis estados podría aumentar hasta 15 por ciento en 2015 debido a sus antecedentes de débil control financiero, durante periodos electorales anteriores, señaló Moody´s en un comunicado.

Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán y Sonora son los estados a los que se refirió la calificadora.

“Anticipamos que los estados excederán los montos de deuda presupuestados” refiriéndose a estas seis entidades, las cuales excederán “por mucho el incremento promedio presupuestado de 5 por ciento”, esto derivado de una menor recaudación de ingresos y gasto sostenido.

Nuevo León, Querétaro y San Luis Potosí también tienen riesgo de un incremento de la deuda, pero más limitado, y también vinculado a las elecciones para gobernador. De las últimas dos entidades señaló que están bien posicionados para evitar un aumento significativo de sus deudas en 2015, debido a su trayectoria más consistente en términos de prudencia fiscal y asociado a sus favorables perspectivas económicas. Ambos estados redujeron su deuda en un 5 por ciento durante 2014.

“En todos los casos, Moody´s mantendrá un monitoreo muy cercano al desempeño financiero de las entidades en este período electoral”.
Pronosticó grandes incrementos de deuda en Quintana Roo, entidad que tendrá retos asociados a sus tendencias de deterioro financiero y su creciente deuda.

En México, se sobrepasan los montos de deuda presupuestada, ya que las prácticas presupuestales consideran proyecciones históricas que no siempre corresponden a las necesidades reales.

Detalló que los procesos electorales han agravado las debilidades fiscales de las entidades, relacionadas con un relajamiento para la recaudación y altos niveles de gasto. “Esto tiende a crear o ampliar los desequilibrios financieros que, por lo general, no se corrigen hasta después de concluidas las elecciones”.

Cabe destacar que en los 31 estados de la República se tendrán elecciones federales para elegir diputados. De estos, nueve también tendrán elecciones para renovar gobernadores, 17 tendrán elecciones para elegir autoridades municipales y ocho renovarán a sus congresos locales.