Economía

Deuda de estados y municipios en niveles razonables: Banobras

El gerente de Asesoría Financiera y Crediticia de la institución, Miguel Ángel Torres Cabello, afirmó que al cierre de 2013 la deuda de los gobiernos localesllegó a 482 mil millones de pesos.
Notimex
08 abril 2014 14:28 Última actualización 08 abril 2014 14:37
 [Bloomberg] La apreciación excesiva del peso mexicano podría afectar exportaciones. 

[Bloomberg] La apreciación excesiva del peso mexicano podría afectar exportaciones.

La deuda de estados y municipios en México se ubica en parámetros razonables y no representa un problema para los gobiernos locales ni para la Federación, consideraron directivos de Banobras e Interacciones.

El gerente de Asesoría Financiera y Crediticia del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Miguel Ángel Torres Cabello, afirmó que la deuda de los gobiernos locales, que al cierre de 2013 llegó a 482 mil millones de pesos, está en niveles manejables.

Al participar en el Foro “Fuentes de financiamiento”, organizado por la revista “Alcaldes de México”, apuntó que el objetivo del banco es darle a los estados y municipios financiamiento de manera sana para incentivar la infraestructura como palanca de desarrollo.


“Banobras ha iniciado una nueva etapa de contacto y relación con estados y municipios para que cuenten con una estabilidad financiera que les permita incentivar el desarrollo, usar el financiamiento como palanca que les permita mejorar la infraestructura en beneficio de los ciudadanos.”, agregó.

Por su parte, el director nacional de Banca de Gobierno de Banco Interacciones, Jorge Gómez Lechuga, señaló que al cierre de 2013, la deuda de los estados y municipios rebasó los 480 mil millones de pesos, pero todavía está “en parámetro bastante razonables”.

Precisó que si bien significa un crecimiento de 150 por ciento respecto al monto de 280 mil millones de pesos, los gobiernos locales sólo destinan 4.0 por ciento de sus ingresos propios al pago de servicio de la deuda, que incluye capital e intereses.

Además, precisó, el saldo de la deuda a diciembre del año pasado sólo representa el 3.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en Argentina es de 7 por ciento, España 14 por ciento y Estados Unidos 18 por ciento.

En su opinión, el problema no es el monto de la deuda sino la baja capacidad que tienen las finanzas públicas de los estados y municipios, ya que sus ingresos propios no están alcanzando para financiar el total de sus gastos.

Destacó que para corregir este problema se han hecho algunos cambios como que ahora los bancos tienen que constituir reservas cada vez que prestan a estados y municipios, y hay una reforma constitucional en proceso mediante la cual el Congreso de la Unión legislará las bases para establecer y contratar financiamiento e impondrá un límite a la deuda local.

Estas acciones permitirán que el financiamiento a estados y municipios esté en niveles razonables y manejables, en un marco de sostenibilidad y de finanzas públicas sanas, y en el largo plazo.

Expuso que 60 por ciento del total de la deuda de estados y municipios es atendida por la banca privada, 22 por ciento por la banca de desarrollo y 19 por ciento por emisiones bursátiles.

Dentro de los bancos privados, Interacciones el más activo en el financiamiento a estados y municipios, y a proyectos de infraestructura, ya que 90 por ciento de su cartera está destinado a ello.

Por su parte, el especialista en Ciencias de la Información de la Universidad Iberoamericana, Gerardo Herrera, consideró que los municipios mexicanos son "de papel", pues tienen un retraso de hasta 20 años en soluciones digitales para la gestión pública.

“Los municipios, abrumadoramente y con notables excepciones, se encuentran en el Siglo XX, en los años 60 o 70 en actualización digital”, aseveró.

Comentó que además de que en los últimos 18 a 24 meses ha habido un subejercicio de recursos para los programas municipales por parte de las autoridades federales, el financiamiento privado a municipios es notoriamente por debajo de estándares internacionales.

Apuntó que en Estados Unidos o Canadá el financiamiento privado a los gobiernos locales está entre 20 y 25 por ciento del PIB y en Alemania en 45 por ciento, mientras que en México no llega ni al 10 por ciento, pues la banca privada desconfía respecto a prestar al sector público.

"No podemos esperar a pasar del municipio de papel a la ciudad digital meramente con programas públicos cuya disposición o administración está sujeta a tiempos políticos. Los municipios deben ser capaces de crear proyectos de digitalización que sean atractivos para la inversión privada”, subrayó.

Herrera expresó que en esta época un “municipio de papel” no es transparente, es opaco, siempre va a ser sospechoso de corrupción, ya sea o no que haya información al respecto.

“La digitalización es transparencia, modernidad, pero en México falta mucho por avanzar en la materia, ojalá se liberen los recursos para que los municipios puedan hacer un uso al 100 por ciento de las capacidades de la tecnología”, señaló.