Economía

Destruyen 17 millones de cigarros "piratas" en Yucatán

El SAT y Cofepris destruyeron esa suma de cigarrillos que llegaron de manera ilegal al país, con el fin de mejorar la salud de la población e impedir la práctica desleal de algunas empresas.
Yoisi Moguel/Corresponsal
04 junio 2014 17:55 Última actualización 04 junio 2014 18:38
Imágenes de cigarros (Bloomberg)

Imágenes de cigarros (Bloomberg)

PROGRESO, Yucatán.- En esta entidad, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) destruyeron 17 millones de cigarros incautados en México, como parte de una acción que se llevó de manera simultánea en el país.

El titular de la Cofepris, Mikel Andoni Arriola Peñalosa señaló que la lucha contra la introducción de cigarros tiene dos objetivos, la salud de los mexicanos y erradicar las prácticas desleales de la industria ilegal, la cual afecta al consumidor al ofrecer productos de mala calidad y bajo precio que pone en riesgo a la industria tabacalera nacional.

Esa competencia desleal afecta también de manera directa a la industria tabacalera, pues ante la pérdida del mercado para sus productos empieza a perder plazas laborales, lo cual se refleja en la economía de las familias que dependen de esa actividad.

Arriola Peñalosa aseguró que la destrucción de 17 millones de cigarros, de los cuales 11.7 se decomisó en la frontera norte y 5.3 en Yucatán, ha representado un 400 por ciento más de esfuerzo que en el gobierno anterior, con 24 mil actos de verificación, mil clausuras de diversos establecimientos y 11 millones de pesos en multas y sanciones.

En México, dijo, hay cerca de 18 millones de fumadores, por lo que estas medidas son un esfuerzo para contrarrestar a las cuales se suma otras medidas para inhibir el consumo como es el incremento de impuestos y la colocación de pictogramas en las cajetillas.

Por su parte, el director del SAT, Aristóteles Núñez indicó que en lo que va de la actual administración federal se han destruido 200 millones de cigarros, provenientes de India y China.

Con esta acción, resaltó, millones de cigarros han dejado de ser consumidos por los mexicanos, y en este caso se han destruido productos que son un contaminante y que ponen en riesgo a los fumadores, muchos de ellos menores de edad.

Por otra parte, el titular del SAT afirmó que denuncias anónimas han permitido la ubicación de empresas que presentan inconsistencias en su actividad empresarial, detectándose 280.

En entrevista, el titular del SAT destacó que la estrategia de revisión de los domicilios que reportan las empresas como sede de su actividad empresarial es una actividad que se realizaba desde años atrás, pero en la presente administración ha sido sistemática.

Lo que hacemos es realizar estas verificaciones domiciliarias para ver que se cuente con la evidencia material de la producción, de la prestación del servicio, de que tenga personal consistente y consonante con su actividad económica registrada ante el SAT”, dijo.

“Si el domicilio no puede aportar ninguna evidencia material, luego de apostarnos afuera de él, actuamos porque tenemos la presunción de que se trata de una actividad fraudulenta y es ahí donde la ciudadanía nos ha empezado a presentar esas denuncias anónimas”, refirió.

Con información de Notimex.