Economía

Desincorporación de activos, último recurso
de la ley de competencia

Algunas adecuaciones a la ley en la Cámara Baja han ido en el sentido de asegurar que este sea el último recursos; sin embargo, ningpun mercado está excento, refirió un especialista a Carlos Mota.
Redacción
27 marzo 2014 10:15 Última actualización 27 marzo 2014 11:23
 [Bloomberg] La apreciación excesiva del peso mexicano podría afectar exportaciones. 

[Bloomberg] La apreciación excesiva del peso mexicano podría afectar exportaciones.

La desincorporación de activos es uno de los últimos recursos que ofrece la nueva ley de competencia, sin embargo, ningún mercado está exento a la sanción, refirió José Alfredo Chávez, consultor en regulación y competencia.

“Algunas de las adecuaciones de la Cámara de Diputados han ido en el sentido de asegurar que la decisión de desincorporación de activos sea el último recurso, pero no está exento ningún mercado, sobre todo aquellos que estén muy concentrados, donde se pueda llegar a este extremo”, dijo.

En plática con El Financiero Bloomberg, el especialista comentó que la nueva legislación está encaminada a dar mayor poder y profesionalización a reguladores como la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).


“La mayor virtud es que les da mayores herramientas, mayores instrumentos, también mayor capacidad para intervenir en aquellos mercados donde no exista competencia, siempre y cuando se limite la posible discrecionalidad”, aseveró.

No obstante, consideró que la ley es paso adelante, aunque existen puntos que requieren mayor claridad, en especial la figura de las barreras a la competencia, que se incorpora a la ley, estimó el especialista.

“Se incorpora una nueva figura de investigación a las barreras de competencia y de insumos esenciales que, aunque se ha buscado precisar en la Cámara de Diputados, puede provocar incertidumbre en los grupos de empresarios”, apuntó.

Explicó que en que todo el mercado donde la autoridad señalé que no existe competencia efectiva se iniciaría una investigación que puede durar entre 6 y 18 meses y al final, la Cofece podría ordenar la desinversión de activos, la que considera una medida extrema.