Economía

Brecha entre hogares ricos y pobres, de 30.5 veces en México

El ingreso promedio del 10 por ciento de la población con mayores recursos supera en 30.5 veces al 10 por ciento más pobre, según un reporte de la OCDE.
Everardo Martínez
21 mayo 2015 11:22 Última actualización 22 mayo 2015 5:5
peso

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La brecha entre la población con mayores recursos y la que menos tiene en el país, es la más amplia si la comparamos con los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con un estudio sobre desigualdad, el organismo señala que el ingreso promedio de los hogares 10 por ciento más acaudalados en México supera hasta en 30.5 veces a su contraparte más pobre.

En 2008, año en el que inició la crisis financiera global, esta brecha fue de 26 veces y el ingreso medio de los hogares fue 11 por ciento mayor que en 2010, pero en 2012 los ingresos del estrato social más alto se incrementaron 7 por ciento, frente a la contracción de 3 por ciento reportada para el 40 por ciento de la población.


Como consecuencia, el umbral se colocó en 28.5 veces en 2010 y en 2013, el dato más reciente, los ingresos fueron 30.5 veces mayores que los del decil más desprovisto.

La OCDE expuso que aunque el gasto público enfocado a la salud y la educación aumentó a 8 por ciento del PIB en 2012, este nivel aún es comparativamente bajo respecto al resto de los países de la OCDE, grupo que en promedio gasta 11 por ciento del PIB en estos rubros.

El documento indica que programas como la Cruzada contra el Hambre o Prospera representan esfuerzos para combatir la pobreza directamente y la desigualdad educativa.

Sin embargo, destaca que más de la mitad del mercado laboral habita en la informalidad, que se traduce en mayor riesgo de pobreza y en dispersión salarial.

El organismo considera que para hacer frente a la desigualdad se requiere de la promoción de las mujeres en el mercado laboral, el fortalecimiento de la educación, un mejor diseño de los sistemas fiscales para una mejor redistribución de los recursos y una ley de pensiones universal.

En promedio, 10 por ciento de la población más rica en los países de la OCDE tiene ingresos 9.6 más grandes que el 10 por ciento más pobre, mientras que México tiene una “gran élite rica, algunas personas con un ingreso promedio y una masa de personas con bajos ingresos”.