Economía

Desgravación arancelaria busca estabilidad de precios

12 febrero 2014 4:30 Última actualización 15 mayo 2013 15:9

 [Cuartoscuro]  La medida es temporal en tanto se estabilizan mercados. 


Notimex
 

El gobierno federal aseguró que los diversos cambios en los aranceles de tomate verde, limón y pollo, los cuales son temporales, tienen como propósito garantizar el abasto y la estabilidad de precios en estos productos básicos.

En conferencia de prensa, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, el subsecretario de Agricultura, Jesús Aguilar, y el subsecretario de Ingresos de Hacienda, Miguel Messmacher, refirieron que ello fue publicado este miércoles en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

De acuerdo con los argumentos de la Secretaría de Economía (SE) dados a conocer en el DOF, las condiciones climáticas y sanitarias han afectado la producción del tomate verde y el limón, por lo que los precios de estos productos aumentaron de manera significativa.

Por lo anterior, expuso, es necesario desgravar el arancel de importación de esos alimentos para ampliar su oferta a la población, por lo que crea una fracción arancelaria para el tomate verde y modifica los aranceles para el limón.

A su vez, establece un arancel-cupo para la carne de pollo, debido al aumento en los precios de este producto, el cual registró desabasto como consecuencia de la contingencia sanitaria observada en granjas de Guanajuato y Jalisco en los meses pasados.

De esta manera, el arancel del limón se reduce de 20 a 0%, el del tomate verde de 10 a 0% y se hacen las modificaciones pertinentes para habilitar el cupo de pollo de 300,000 toneladas.

En la conferencia de prensa, el secretario de Economía aclaró que el huevo queda fuera del decreto, debido a que este producto está liberado en sus importaciones, y su comportamiento en cuanto al incremento de precios es meramente estacional, ya que la demanda se podría reducir una vez que inicien las vacaciones de verano.

Guajardo Villarreal informó que las importaciones esperadas provendrán de países como Brasil y Argentina, y en el caso del pollo, en particular del mercado brasileño, a fin de abastecer la demanda de ciertas piezas como la pechuga.

Señaló que los precios de estos productos básicos han registrado una tendencia al alza en el presente año y ante ello "es obvio que tenemos que tomar acciones; el presidente (Enrique Peña Nieto) ha dado la instrucción de utilizar el mecanismo de eliminación de aranceles y establecimiento de cuotas para estabilizar los mercados".
 
Aclaró que "la medida será temporal en tanto que se estabilizan los mercados y posteriormente se analizarán los casos de acuerdo con la situación".

El secretario de Economía estimó que el incremento en las importaciones de pollo tenga efectos inmediatos en el precio, mientras que en el caso del limón, al cual se suma la recuperación cíclica y la reducción de aranceles, se espera un pronto ajuste, aunque "siempre puede darse alguna variable diferente" que se analizaría en su momento.

En su oportunidad, el subsecretario de Agricultura, Jesús Aguilar, explicó que el incremento registrado en el precio del limón se debe a la estacionalidad y a una baja producción, por una plaga en la planta en el estado de Colima.

Sin embargo, señaló que los productores de limón están a unos días de iniciar la cosecha, por lo que se espera un repunte de la misma entre julio y agosto, "por lo que esperamos que el precio baje y se estabilice en los próximos días con abasto suficiente".

El subsecretario de Ingresos, Miguel Messmacher, enfatizó a su vez que el gobierno federal está atento a la evolución de los precios de los bienes básicos.

Puntualizó que si bien se aplica una baja arancelaria, no estamos anticipando que haya una reducción significativa en los ingresos públicos.

"Por lo general, México es exportador de limón y tomate", por lo que la reducción a las importaciones no afectará y lo mismo sucede en el caso del cupo de pollo, explicó el funcionario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Precisó que el incremento de precios y las medidas tomadas no modifican hasta hoy las estimaciones de inflación esperadas para este año.