Economía

Desempleo en Francia aumenta y afecta a la confianza del consumidor

12 febrero 2014 5:17 Última actualización 26 marzo 2013 15:1

[Bloomberg] Solicitudes de subsidio por desempleo aumentan a cerca de máximos récord. 


 
Reuters
 
París.- El número de personas sin trabajo en Francia subió hacia un máximo histórico en febrero, lo que está pesando cada vez más sobre la confianza del consumidor en la segunda mayor economía de la zona euro, mostraron datos divulgados el martes.
 
El número registrado de personas que buscan trabajo en Francia continental aumentó en 18,400 desde enero, a 3.188 millones, el mayor nivel desde junio de 1997 y cercano al récord de 3,196 millones que alcanzó en enero de ese año.
 
El incremento del desempleo por 22 meses consecutivos aumenta la presión sobre el presidente François Hollande por sus promesas de impulsar la creación de puestos de trabajo.
 
En forma separada, el sondeo mensual de confianza de la agencia de estadísticas INSEE, publicado horas antes del dato de empleo, arrojó que las preocupaciones por el desempleo están en su mayor nivel desde julio del 2009, cuando Francia salía de su peor recesión en décadas.
 
El índice de confianza del consumidor de INSEE cayó a 84 desde 86 en febrero, su menor nivel desde noviembre y alejándose aún más de un promedio a largo plazo de 100. Los analistas consultados por % pronosticaban una lectura de 85.
 
La economía francesa apenas ha anotado algo de crecimiento desde el primer trimestre del 2011 y el desempleo ha subido en forma constante a su mayor nivel en más de 13 años. En el cuarto trimestre del 2012, la situación afectaba a un 10,6 % de la fuerza laboral.
 
Los consumidores, el motor tradicional de la economía francesa, se preparan para tiempos difíciles, y casi todos los días se preocupan por noticias sobre cierres de fábricas y despidos.
 
Con su índice de aprobación en mínimos históricos a un año de asumir su mandato, Hollande aparecerá en una entrevista en horario estelar para tranquilizar a los franceses sobre el panorama económico.
 
Hollande, que fue elegido en mayo para reactivar a la economía y hacer que la gente volviera al trabajo, prometió reducir el desempleo antes de fin de año.
 
La agencia calificadora de crédito soberano Standard & Poor's, que despojó a Francia de su estatus "AAA" el año pasado, pronosticó el martes que la economía francesa se contraerá un 0.2% en el 2013, pues ni los consumidores ni las empresas están en posición de impulsar una recuperación.