Economía

Descenso en productividad frena salarios a nivel global

Un informe de la OCDE afirma que la ausencia de productividad ocasionó que los salarios de los trabajadores se mantengan de manera deficiente.
Leticia Hernández
07 julio 2016 22:49 Última actualización 08 julio 2016 5:0
José Angel Gurria, Secretario General de la OCDE.

José Angel Gurria, Secretario General de la OCDE durante la entrevista en el marco del Foro de Interacciones-El Financiero Bloomberg. (Eladio Ortiz)

Los mercados laborales se recuperan de la crisis pero el crecimiento de los salarios continúa siendo deficiente debido a la pérdida de productividad.

El deterioro en las industrias de la manufactura y construcción llevó a trabajadores a reubicarse en el sector servicios en donde sus labores no coinciden con sus habilidades y se les paga menos, expone el informe Perspectivas del Empleo de la OCDE 2016.

“El trabajo de restañar el mercado laboral sólo está a medias: de vuelta al trabajo pero sin un peso en el bolsillo. Se necesita una acción de política pública integral y ambiciosa para reactivar el crecimiento de la productividad laboral, aumentar los salarios y reducir las crecientes desigualdades del mercado laboral”, dijo Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, al presentar el informe en París.

Los salarios reales cayeron abruptamente durante la crisis en Grecia, Irlanda, Japón, Portugal, España y los Países Bálticos. Al comparar el crecimiento de los salarios reales durante el periodo del 2000 al 2007 con el periodo del 2008 al 2015, algunos otros países, incluida la República Checa, Estonia, Letonia y el Reino Unido experimentaron una brusca desaceleración. En 2015, los salarios reales por hora en esos países estaban más del 25 por ciento por debajo de lo que habrían estado si el crecimiento salarial hubiera continuado al ritmo observado durante 2000-2007.

Aunque el desempleo se reducirá en la zona OCDE a 6.1 por ciento a finales de 2017, 39 millones de personas seguirán desocupadas, 6.3 millones más que antes de la crisis, según estima el organismo.