Economía

Desastres naturales costaron 20% menos
en 2014: Swiss Re

Los daños provocados por desastres naturales durante 2014 ascendieron a 110 mil millones de dólares, 20 por ciento menos costosos que en 2013, indicó la reaseguradora Swiss Re.
Yuridia Torres
25 marzo 2015 22:8 Última actualización 26 marzo 2015 5:5
Los efectos también fueron desglosados por región, desde tormentas en el noreste a incendios forestales y escasez de agua en el suroeste de Estados Unidos. La imagen muestra la inundación que rodea las casas en Dakota del Norte tras el desbordamiento  del

Las pérdidas por desastres naturales en 2014 fueron 20 por ciento menos costosas que en 2013. (Archivo Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- Los daños que provocaron los desastres naturales en el mundo en 2014 fueron 20 por ciento menos costosos que un año atrás, al sumar 110 mil millones de dólares, contra los 138 mil millones de dólares de 2013.

Las afectaciones asumidas por las aseguradoras totalizaron 35 mil millones de dólares el año pasado, frente a los 44 mil millones de 2013, muy por debajo de la media de 64 mil millones de la década anterior, indica un reporte de la reaseguradora Swiss Re.

En 2014, alrededor de 12 mil 700 personas perdieron la vida en todos los eventos, menos que los 27 mil decesos registrados en 2013, reportando una de las cifras más bajas de los últimos años.


El monto que las aseguradoras pagaron por las pérdidas económicas provocadas por catástrofes naturales y siniestros generados por el hombre representan 31 por ciento de las afectaciones totales, lo que refleja la falta de cobertura de seguros en diversos países, detalló.

Para Swiss Re la falta de cobertura de un seguro es un problema en muchos países y que existe aún cuando la frecuencia de eventos catastróficos está al alza, con un récord de catástrofes naturales el año pasado, detalló Kurt Karl, economista en jefe de la firma.

Por ejemplo, el año pasado Estados Unidos y Europa fueron afectados por una serie de fuertes tormentas que provocaron pérdidas considerables. También hubo 20 tormentas en el Pacífico oriental, el máximo número desde 1992, que incluyeron al huracán Odile que golpeó a Baja California.