Economía

Desacelere chino impacta más a Asia

Para el Fondo Monetario Internacional, un lento comercio y una recuperación económica débil son los principales obstáculos que enfrenta Asia, situaciones que se conjugan con el impacto a corto plazo de la transición del crecimiento en China.
Leticia Hernández
02 mayo 2016 21:55 Última actualización 03 mayo 2016 8:46
china yuan (reuters)

La participación del gigante asiático en el PIB mundial aumentó de 2% en 1995 a 15% en 2015 en términos de dólares estadounidenses. (Reuters)

Asia continúa siendo la región más dinámica de la economía mundial pero enfrenta serias dificultades producto de una recuperación aún débil, un comercio más lento y el impacto a corto plazo de la transición del crecimiento en China, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su reporte Perspectivas Regionales para Asia Pacífico.

La participación del gigante asiático en el Producto Interno Bruto (PIB) mundial aumentó de dos por ciento en 1995 a 15 por ciento en 2015 en términos de dólares estadounidenses, casi lo mismo que la Zona Euro que contribuyó con el 16 por ciento del PIB.

En 2016 y 2017 el pronóstico de crecimiento para la región de Asia y el Pacífico es de 5.3 por ciento en cada año. En China es proyectado en 6.5 por ciento este año y 6.2 por ciento para el siguiente. Según el FMI, una desaceleración de un punto porcentual en el crecimiento de la nación asiática se traduce en entre 0.15 y 0.30 puntos porcentuales de descenso en la variación del PIB para otros países asiáticos en el corto plazo.

economía

Aunque los efectos colaterales del menor crecimiento de la economía china variarán según el nivel de exposición de cada país, el FMI advierte que el reequilibrio de la economía del dragón asiático pesará más en Asia por una mayor exposición a la inversión nacional de China e identifica tres áreas de impacto: comercio regional y mundial; precios de las materias primas y vínculos financieros, principalmente con países como Hong Kong, pero también al generar un sentimiento global de aversión al riesgo.

A pesar de los controles de capital, China se está integrando rápidamente con el sistema financiero global. Los activos extranjeros en ese país alcanzan cinco billones de dólares, los más grandes para cualquier otro mercado emergente, lo que sugiere que la posición de los inversionistas globales hacia una revisión de precios de los activos chinos es sustancial.

Para el FMI, la región Asia Pacífico está en una posición favorable para enfrentar los desafíos en la medida que intensifique sus esfuerzos de reformas estructurales para elevar la productividad y generar margen de maniobra en materia fiscal. El eje de la política monetaria debería seguir siendo apuntalar la demanda y hacer frente a los riesgos a corto plazo, incluso los originados en grandes depreciaciones del tipo de cambio y shocks deflacionarios. Los episodios recientes de volatilidad financiera subrayan la necesidad de contar con políticas monetarias y cambiarias proactivas, señaló el organismo.