Economía

Derivados son para prevención, no para especulación: IMEF

Los derivados son herramientas que puede ser empleadas por las empresas para prevenir ciertas pérdidas, pero no son mecanismos que deban usarse para especulación, advierte el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas.
Gabriela Chávez / corresponsal
02 julio 2014 18:29 Última actualización 08 julio 2014 12:31
Etiquetas
Martin Gómez

Derivados no son para generar especulación, señala el IMEF. (Gabriela Chávez)

GUADALAJARA, Jal., 2 de julio.- Los empresarios no deben dejar a la suerte las variables monetarias pues si bien es difícil predecir la volatilidad, existen instrumentos que pueden ayudar a prevenir perdidas en operaciones de comercio internacional señalaron especialistas durante un panel organizado por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) en esta ciudad.

El Director de Mesa de Derivados de Banco Base, Martín Gómez y la asesora en estrategias de inversión, Cristina Rovelo Martínez reconocieron que “no hay una bola de cristal” para anticipar los movimientos de las monedas ante la complejidad del entorno financiero, sin embargo las empresas pueden aprovechar instrumentos de protección como los Derivados.

Pero este tipo de instrumentos “no son mecanismos para especular”, advirtió Gómez, aun cuando reconoció que la participación de los inversionistas al entrar y salir del mercado financiero le da liquidez a éste y por lo mismo es necesaria.

En cambio su uso es recomendable para apoyar en la gestión empresarial a quienes realizan operaciones de compra-venta de divisas, puntualizó.

“Son para contener los riesgos originados en la volatilidad de precios de activos financieros. Son alternativas viables que se vuelven fáciles de manejar en el momento que identificamos los riesgos y cómo estamos expuestos. Son instrumentos muy versátiles y constituyen una protección para mitigar riesgos cambiarios en operaciones habituales de comercio exterior”, indicó Martín Gómez.

Los Derivados, como Forwards y Opciones en un entorno monetario de inestabilidad e incertidumbre financiera “no son instrumentos complejos”, son mecanismos necesarios para la protección cambiaria de las empresas, insistieron los expertos.

Para su utilización no se requiere una ingeniería financiera muy avanzada, ni son de uso exclusivo de grandes corporaciones multinacionales, “las pueden aprovechar quienes contraten desde 20 mil dólares en operaciones de compra-venta de divisas a un plazo, monto y precio determinado”, dijo Rovelo.