Economía

Demografía tiraría forma de asignar activos

Ante un cambio demográfico que amenaza con impulsar las tasas de interés y reducir la desigualdad, estos efectos podrían tener grandes implicaciones para quienes administran dinero.
Bloomberg
02 noviembre 2015 22:56 Última actualización 03 noviembre 2015 5:0
Paseantes en la Alameda. (Cuartoscuro/Archivo)

Esparcimiento

Los administradores de cartera que se adhieren a un método de asignación de activos que les ha sido productivo por más de tres décadas podrían requerir un llamado de atención.

La advertencia surge conforme importantes economistas sostienen que un cambio demográfico amenaza con impulsar las tasas de interés, reducir la desigualdad y generar mayor crecimiento salarial en el mundo.

Eso podría tener grandes implicaciones para quienes administran dinero, pues podría afectar el esquema tradicional de asignación de activos que les lleva a dividir las inversiones entre bonos y acciones.

“La mayor parte de los fondos de pensión y fundaciones del mundo tiene una forma similar de obtener retornos a partir de bonos y acciones para luego usar las correlaciones históricas de ambas para construir fronteras eficientes”, dijo Toby Nangle, de Columbia Threadneedle Investments.

“Pero si esos datos y matriz de correlación histórica se basan en ese período de 35 años de declinación de rendimientos y bajos niveles de correlación, en el cual el desempeño de los bonos es ampliamente superior, entonces se ven en problemas si empieza a revertirse”, anotó.

Nangle considera que la inminente escasez de mano de obra puede reformular la dinámica del mercado económico y financiero, bajo la tesis de que la declinación de las tasas de interés reales globales en las últimas décadas ha obedecido a la mayor oferta de trabajadores que redujo el costo laboral y alentó a invertir en plantas intensivas en mano de obra en lugar de capital, deprimiendo la demanda de equipo.

Con más capacidad de negociación de los trabajadores y menor ahorro global, las tasas de interés se elevarían y los bonos perderían valor y dado que estima que acciones y bonos se moverán más al unísono con el alza de tasas, debe reexaminarse como construir las carteras.De EU, 20% de títulos globales y 40% de deuda soberana están en el mandato para los fondos.