Economía

Demanda mundial de oro cae a su nivel más bajo desde 2009

La recuperación económica de Estados Unidos y la fortaleza
del dólar jugaron en contra del oro en 2014, puesto que su demanda sólo ascendió a 3 mil 924 toneladas, la menor cantidad desde 2009, de acuerdo al Consejo Mundial del Oro.
Leticia Hernández
13 febrero 2015 0:10 Última actualización 13 febrero 2015 5:5
Etiquetas
La mina de oro más grande del Congo

La demanda del oro durante 2014 fue 4 por ciento menor a la de 2013, reportó el Consejo Mundial del Oro. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La demanda de oro en 2014 totalizó 3 mil 924 toneladas, 4 por ciento menor a la del año anterior y la menor desde el 2009.

En términos de valor, los 159 mil 754 millones de dólares fueron 14 por ciento inferiores al 2013, por un precio promedio por onza en el año de mil 266.4 dólares, 10.2 por ciento debajo de la cotización promedio del año anterior.

La recuperación económica estadounidense y la fortaleza del dólar fueron factores adversos para el oro en 2014, según el reporte del Consejo Mundial del Oro sobre las tendencias de su demanda en 2014.

La industria de la joyería demandó 2 mil 152.9 toneladas del metal precioso, volumen inferior en 10 por ciento al del año anterior con una tendencia generalizada entre los mercados con algunas excepciones como India.


A pesar de algunas restricciones para enfriar las importaciones de oro, la demanda de joyería en India marcó un récord de 662.1 toneladas durante el 2014.

En contraste, el volumen demandado por la industria joyera de China de 623.5 toneladas, fue 33 por ciento inferior al año anterior.
En Estados Unidos, la demanda de oro para joyería creció 9 por ciento a 132.4 toneladas, el volumen más elevado desde 2009.

La creciente confianza del consumidor y el positivo impacto de menores costos del petróleo se espera se traduzcan en nuevas mejoras para este mercado en los próximos trimestres.

REFUGIO A LA INVERSIÓN
La demanda para inversión fue de 904.6 toneladas en el año, un repunte de 2 por ciento sobre el volumen del año anterior.
Sin embargo, esta positiva comparación no se debe a una mejoría en el sentimiento de los inversionistas, sino más bien a una disminución en las salidas de flujos.

Los reembolsos de los títulos referenciados ETFs, se redujo a 159 toneladas, una fracción del robusto total del 2013 de 880 toneladas y por lo tanto actuó como menor lastre para la categoría de inversión.

En este mismo segmento, la demanda de oro en monedas y en barra como inversión cayó a mil 64 toneladas desde su récord del 2013 de mil 765 toneladas, particularmente en respuesta al relativamente tranquilo entorno en los precios del oro.

Sin embargo, la demanda continúa siendo muy superior a los niveles que eran normalmente antes de la crisis financiera global en promedio de las 400 toneladas.

Los bancos centrales absorbieron 477.2 toneladas de oro en el año, arriba de las 409 toneladas del año anterior y muy cerca de su máximo de los últimos 50 años.

En la búsqueda continua de diversificación respecto al dólar estadounidense, estas instituciones continúan robusteciendo su tenencia de oro.

Una vez más el banco central de Rusia fue el más prominente comprador del metal, agregando 173 toneladas a sus reservas que ahora se estiman en más de mil 200 toneladas, equivalentes al 12 por ciento del total de reservas mundiales,según el Consejo Mundial del Oro.