Economía

Delincuencia organizada opera red de explotación laboral agrícola: STPS

El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, dijo que está convencido de que la delincuencia organizada participa en una red de enganchadores, que opera en estados como Baja California Sur y Colima, y recluta a personas en situación de vulnerabilidad.
Zenyazen Flores
23 marzo 2015 13:38 Última actualización 23 marzo 2015 14:52
[Del 1 de diciembre de 2012 al 31 de julio de 2013, empresas canadienses contrataron a 16 mil 948 jornaleros mexicanos Cuartoscuro] 

[Del 1 de diciembre de 2012 al 31 de julio de 2013, empresas canadienses contrataron a 16 mil 948 jornaleros mexicanos Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO.- Las 248 personas que han sido rescatadas de condiciones de explotación laboral durante marzo en campos agrícolas ubicados en Baja California Sur y Colima son un indicio para las autoridades de que la delincuencia organizada opera una red de "enganchadores" que reclutan personas en situación de vulnerabilidad, dijo este lunes Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS).

"Sí hay una red. Yo estoy convencido de que hay delincuencia organizada en esto, en los enganchadores. Yo no estoy diciendo que sea sólo una organización delincuencial, yo creo que hay muchas organizaciones que se han aprovechado de un nicho de mercado, como siempre sucede, pero que no dejan de ser delincuencia organizada porque son más de tres (y) actúan de manera permanente", afirmó.

En conferencia de prensa, dijo que de acuerdo con la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, la explotación de personas es uno de los delitos específicos de esa legislación, por lo tanto los hechos que se han verificado en los campos agrícolas "tipifican perfectamente la calidad de delincuencia organizada".

El funcionario indicó que como parte del operativo "México con Trabajo Digno", la STPS realizó una inspección a un campo agrícola en el estado de Colima, fueron acatadas en condiciones de explotación laboral 48 jornaleros agrícolas indígenas mixtecos provenientes de Guerrero, entre ellos 13 menores de edad.

Esos jornaleros indígenas se suman a los 200 tarahumaras que fueron rescatadas este mismo mes en Baja California Sur por la misma causa, explotación laboral en un campo agrícola de papa.

El operativo en ese campo inició el viernes 21 de marzo concluyendo en su fase de inspección laboral el sábado 22, en la que inspectores federales de la STPS, adscritos a la Delegación de ésta dependencia en el estado de Colima, instruyeron 64 medidas de aplicación y corrección, así como la restricción de operaciones de forma indefinida al centro de trabajo.

El operativo al campo agrícola fue en atención a una denuncia ciudadana, entonces se ordenó desahogar una inspección extraordinaria en el predio ubicado en el camino hacia El Mirador de Colima, Ejido El Diezmo s/n, municipio de Colima, Colima.

Los jornaleros explotados son originarios de la Costa Chica guerrerense, quienes en su mayoría hablan sólo su dialecto, señalaron como enganchador a Feliciano Martínez García, también de origen mixteco como el responsable de llevarlos a distintos campos agrícolas de Colima, Jalisco, Michoacán y Sinaloa.

Los jornaleros recibían un pago de 3 pesos por cada cubeta de pepino y su jornada laboral es de las 6:00 a las 16:00 horas y no cuentan con ninguna prestación social, por lo que se encuentran en absoluta informalidad.