Economía

Defienden expropiación azucarera tras 15 años

La industria azucarera mexicana ha logrado crecer desde 2001 al año pasado, pese a los problemas de los límites de exportación a Estados Unidos.
Valente Villamil
14 septiembre 2016 22:15 Última actualización 15 septiembre 2016 5:0
Azúcar

La expropiación del sector se realizó hace 15 años. (Bloomberg)

A 15 años de la expropiación de la industria azucarera, miembros de la misma defienden la medida, que en su momento, incluyó la compra de 27 ingenios por parte del Estado mexicano, específicamente el 3 de septiembre del 2001.

Entre las zafras 2001-2002 y 2014-2015, la superficie de caña cortada subió 28 por ciento al pasar de 609 mil a 784 mil hectáreas; así, la azúcar producida se incrementó 22.8 por ciento al pasar de cuatro millones 872 mil 388, a cinco millones 987 mil 77 toneladas en ese mismo periodo, según la Unión Nacional de Cañeros (UNC).

Carlos Blackaller, presidente de la UNC, comentó que la industria logra crecer al tiempo que sortea otras dificultades como los límites de exportación a Estados Unidos y la importación de fructosa de ese país.

“En su momento aplaudimos la medida porque vino a traer a los productores de caña (...) estabilidad, restableció confianza y generó optimismo”, dijo.

Sin embargo, entre la iniciativa privada la decisión ha sido criticada defendiendo el argumento de que sólo nueve de 27 ingenios fueron ganados por el gobierno tras litigio.

“Creo que la forma en que lo hicieron fue mala (...) En todo caso sólo hubieran expropiado a Grupo Caze”, dijo una fuente de la industria que pidió el anonimato, quien refirió que ese consorcio dominaba entre 20 y 30 por ciento del mercado.

Al respecto, Javier Usabiaga, secretario de Agricultura a nivel federal durante la expropiación, aseguró que “fue una buena decisión, fue la única vía que encontramos para poder recuperar la industria que, primero que nada, dependen una gran cantidad de personas”.

En entrevista con El Financiero, el hoy secretario de Agricultura de Guanajuato recuerda que debido a que los ingenios mantenían deudas por cerca de tres mil millones de pesos, lo que retrasaba pagos y créditos a los productores de cañas, la industria completa del azúcar estaba en riesgo, dijo.

Sobre el tema, la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA), que agrupa a 36 de los 51 ingenios operativos en el país, declinó una solicitud de entrevista.

>