Economía

Déficit de 18,000 mdp anuales en el IMSS

10 febrero 2014 4:43 Última actualización 01 julio 2013 5:10

[Cuartoscuro]


 
 
Zenyazen Flores
 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) enfrenta una problemática compleja que vulnera su viabilidad financiera.
 
La atención que otorga el Instituto a una población más envejecida con padecimientos crónico-degenarativos, la rigidez administrativa y operativa que obstaculizan el uso óptimo de los recursos y la magnitud del pasivo laboral del Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP) de sus propios trabajadores, son los principales factores que presionan sus finanzas.
 
El informe al Ejecutivo federal y al Congreso de la Unión sobre la situación financiera y los riesgos del IMSS 2012-2013, obtenido por El Financiero, revela que la combinación de esos factores ha ocasionado desde 2009 desequilibrios en los seguros y fuertes presiones financieras, por lo que actualmente se proyecta un déficit del Instituto de alrededor de 18,000 millones de pesos anuales, mientras que el pasivo laboral equivale a casi 10 por ciento del PIB.
 
Las reservas y Fondo Laboral del IMSS sumaron 134,760 millones de pesos al cierre de 2012, lo que representa un decremento de 32 millones de pesos, respecto de la cifra de diciembre de 2011.
 
El Consejo Técnico del IMSS realizó un diagnóstico para el corto plazo (2014 a 2018), periodo que coincide con el sexenio de Enrique Peña Nieto, en el que advierte que el crecimiento de la nómina del RJP continuará siendo el mayor reto que enfrentará el Instituto.
 
Si bien se han realizado esfuerzos importantes para contenerlo –tales como las reformas a la Ley del Seguro Social en 2004 y los cambios al Contrato Colectivo de Trabajo en 2005 y 2008– persiste el pasivo laboral contingente.
 
Al cierre de 2012, el pasivo laboral total menos las obligaciones futuras adquiridas con los trabajadores activos equivale a 9.8% del Producto Interno Bruto de 2012 (1 billón 526,000 millones de pesos). La población valuada por el IMSS es de 261,960 trabajadores activos con derechos a los beneficios establecidos en el RJP y 231,795 jubilados y pensionados.
 

La presión de gasto en el RJP ha requerido utilizar los últimos mil 977 millones de pesos de la Subcuenta 1 del Fondo Laboral, por lo que esa reserva quedará agotada en 2013.
 
En consecuencia, este mismo año se comenzarán a usar recursos de la Reserva Financiera y Actuarial (RFA) del Seguro de Enfermedades y Maternidad (SEM), la cual presentaba un saldo de 67,352 millones de pesos al cierre de 2012 y se estima que este monto sólo alcanzará para financiar los faltantes de operación para el RJP hasta el año 2016. “Lo anterior pone de manifiesto que la situación financiera del IMSS se complicará más, una vez que se hayan agotado las reservas de las que se podrá disponer en los próximos 3 años”, apunta el informe.
 
En cuanto al largo plazo, el IMSS indica que el valor presente del déficit global estimado para el periodo 2012-2050 es de 9.4% del PIB de 2012, mientras que en el Informe del año pasado fue de 11.5%, es decir, 2.1% menos.