Economía

Deficiente, la entrega de subsidios de STPS para productividad laboral: ASF

En 2013, la Auditoría Superior de la Federación detectó que los subisidios entregados a través del Programa de Apoyo para la Productividad carecieron de indicadores y parámetros para evaluar la cobertura del programa.
Zenyazen Flores
18 febrero 2015 16:55 Última actualización 18 febrero 2015 16:58
empleo

Los apoyos del Programa de Apoyo para la Productividad de la STPS han mostrado fallas, reportó la ASF. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.-La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó “severas deficiencias” en los subsidios otorgados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en materia de productividad laboral, a través del Programa de Apoyo para la Productividad (PAP), por lo que sugirió a la dependencia evaluar el programa, reorientarlo o, incluso, suspenderlo total o parcialmente.

Pese a ser el principal programa del gobierno federal para impulsar la productividad, la Auditoría verificó que en 2013 el PAP no estableció indicadores ni parámetros para evaluar la cobertura del programa ni el impacto en la productividad laboral, asimismo, registró debilidades en la programación presupuestaria.

La Auditoría indicó que en el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto, la STPS como responsable de conducir la política en materia de impulso a la productividad en el trabajo, reportó debilidades en la selección de la población objetivo y los factores que para ello toman en cuenta.


Se determinó que la cobertura del PAP fue de 15 mil 744 trabajadores en 2013, sin embargo, ese porcentaje apenas representó 0.16 por ciento de los 9 millones 419 mil 64 trabajadores que la STPS identificó como “población potencial” y susceptible de ser apoyados por ese programa.

“En conclusión, se determinó que, en 2013, la dependencia no estableció indicadores ni parámetros para evaluar la cobertura del programa. La ASF determinó que, en ese año, se registró una cobertura marginal para incentivar la productividad laboral de los trabajadores que perciben hasta 10 salarios mínimos”, suscribe la Auditoría.

También se identificaron debilidades en la programación presupuestaria del PAP, debido a que originalmente se asignaron 374 millones de pesos para apoyar a 8 mil 792 trabajadores, pero con una ampliación de 5 millones de pesos se consideraron únicamente a 422 trabajadores adicionales, “lo cual denota una desproporción para asignar y aplicar los recursos presupuestarios”.

Otra observación en cuanto a cobertura es que sólo 4 estados del país concentraron 77 por ciento del total de los trabajadores beneficiados por el PAP, se trata de los estados de México, Veracruz, Coahuila y el Distrito Federal. En contraste, hubo 11 entidades que no se registraron apoyos del PAP: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Colima, Chiapas, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas.

“La ASF considera que el PAP es limitado para resolver la problemática de incrementar los niveles de productividad laboral de los trabajadores que perciben hasta 10 salarios mínimos, debido a que atendió sólo al 0.16 por ciento de los 9 millones 419 mil 64 trabajadores que constituyen la población potencial del programa.

“Además, el diseño del objetivo del programa no es adecuado relativo a favorecer el incremento de la productividad laboral, mantener y ampliar el empleo, así como mejorar la calidad de vida de los trabajadores y de sus familias, ya que son elementos no imputables al programa, y tampoco hay mecanismos para evaluar su cumplimiento”, suscribió.