Economía

Defensa en bloque de la energética

10 febrero 2014 4:35 Última actualización 24 octubre 2013 5:42

[Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, y Emilio Lozoya Austin, director de Pemex, comparecieron ante legisladores. / Cuartoscuro] 


 
Rivelino Rueda / Angelle Hernández / Sergio Meana
 
 
 
El gobierno federal hizo una defensa de su iniciativa de reforma energética, que calificó como "una poderosa herramienta para recuperar el camino del crecimiento acelerado".
 

Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía, urgió a los legisladores a establecer un nuevo régimen fiscal para Petróleos Mexicanos (Pemex), conforme a las mejores prácticas internacionales y a fortalecer el régimen de transparencia y rendición de cuentas en la paraestatal.
 

Al comparecer ante las comisiones unidas de Energía; Puntos Constitucionales; y Estudios Legislativos, Primera, del Senado de la República, delineó 19 prioridades de la reforma energética e indicó que para 2050 se duplicará el consumo de energía en el país y para este sexenio se tendría que agregar una tercera parte a la capacidad instalada de producción tanto de hidrocarburos como de electricidad.
 

De abaratar el precio del gas se relanzaría la industria química y petroquímica y se dejarían de importar 30 mil millones de dólares al año, señaló.
 
 
“Al mismo tiempo, requerimos llevar a cabo la modernización de Pemex, que implica su reestructura interna, un nuevo régimen fiscal, y más autonomía presupuestal”, dijo.
 

Por su parte, Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex, apuntó como reto más importante, la intensidad de capital que require la paraestatal para invertir y por la cual los costos de extracción pasarían de entre 8 y 11 dólares por barril a 35 y 37 dólares por barril en aguas profundas y recursos no convencionales de no reformarla.
 

Recalcó que hay un reto de administración y de riesgo, pues sin reforma, la paraestatal tendría que pasar de operar cerca de 24 mil a 62 mil pozos en todos los yacimientos, y asumir el riesgo de invertir en aguas profundas donde ninguna empresa del mundo opera sola.
 

De mantenerse la inversión actual de 24 mil millones de dólares la producción aumentaría ligeramente a 2.8 millones de barriles diarios y a 6.1 millones de pies cúbicos diarios en el caso del gas.
 

Pero de aumentar los recursos a 62 mil millones de dólares anuales se alcanzaría una producción promedio de 4 millones de barriles de crudo y una producción de gas de 16 mil millones de pies cúbicos diarios.
 

En su turno, Francisco Rojas Gutiérrez, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), expuso que “no cabe la menor duda de que las tarifas eléctricas podrán bajar y que, incluso, habrá la necesidad de un nuevo esquema tarifario para dar mayor certeza”.
 

Reconoció que los costos de los combustibles han afectado las tarifas de generación eléctrica, y por ende, a la población.