Economía

Deducciones fiscales, uno de los beneficios del ahorro para el retiro

Al ahorrar voluntariamente para el retiro se podría recuperar parte de los impuestos sobre la renta pagados en el año fiscal, según Principal Grupo Financiero.
Notimex
06 abril 2015 14:16 Última actualización 06 abril 2015 14:16
peso

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El ahorro voluntario para el retiro podría generar un impacto positivo en los ingresos de una persona mediante dos vías, el aprovechamiento de las deducciones fiscales, a través de la presentación de la declaración anual de impuestos, y los rendimientos por la inversión, efecto obtenido en el largo plazo al momento de la jubilación, informó Principal Grupo Financiero.

En un comunicado donde aborda los beneficios fiscales del ahorro voluntario para el retiro, expone que los beneficios antes citados son mayores que los costos por no hacerlo.

Refiere que el ahorro para el retiro ofrece la oportunidad de apostar al futuro, la oportunidad de brindar seguridad financiera a la familia y la posibilidad de vivir plenamente durante la vejez.

Señala que de acuerdo con encuestas, los trabajadores empiezan a preocuparse por cómo vivirán en su retiro entre los 45 y 50 años de edad, y aunque la mayoría de las personas encuestadas dice que sí quiere tener dinero para disfrutar su vejez, lo desafortunado es que en la práctica no ahorran o empiezan tarde.

Advierte que según cálculos actuariales de diversas instituciones, ahorrar sólo el porcentaje obligatorio actual de 6.5 por ciento del sueldo a la cuenta de retiro en la Afore hasta cumplir los 65 años alcanzaría una pensión aproximada de 33 por ciento del último sueldo.

La esperanza de vida al retiro en México es de 82 años para hombres y 84 años para mujeres, lo que significa que con una edad de retiro de 65 años se requerirán ahorros suficientes para cubrir en promedio 18 años de vida inactiva, y 6.5 por ciento del sueldo es un ahorro insuficiente para lograr una pensión digna.

Estima además que una pensión adecuada, aproximadamente de 70 por ciento del último sueldo, requerirá que las personas ahorren para el retiro de forma constante entre 14 y 16 su ingreso total bruto.

En este contexto, destaca que existe la posibilidad de ahorrar de forma voluntaria en la cuenta de retiro de la Afore, en un plan personal de retiro o algún otro instrumento de ahorro de largo plazo autorizado.

Señala que conforme la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), estas alternativas de ahorro tienen un esquema de deducción para personas físicas aplicable en la presentación de la declaración anual de impuestos.

Esto significa que, con ahorrar voluntariamente para el retiro se podría recuperar parte de los impuestos sobre la renta pagados en el año fiscal, señala Principal Grupo Financiero.