Economía

Debilidad de divisas ante dólar podría ser duradera

Un reporte del Instituto Peterson para Economía Internacional estima que será por un tiempo prolongado la depreciación de monedas emergentes ante el dólar.
Leticia Hernández
12 junio 2016 22:12 Última actualización 13 junio 2016 5:0
peso dólar

La depreciación del peso parece comenzar a impactar a diversos precios. (Bloomberg)

El actual episodio de profundas depreciaciones de las monedas frente al dólar estadounidense no tiene precedente en términos del número de países involucrados y de la magnitud o duración.

Su impacto en la inflación se ha moderado en los últimos años y el ajuste en la cuenta corriente ha sido más limitado que en el pasado, lo que sugiere que el periodo de debilidad de las monedas puede ser prolongado, de acuerdo con una investigación del Instituto Peterson para Economía Internacional (PIIE).

El estudio analiza el desempeño de las divisas a partir de 1970 con una muestra de 47 países. Destaca que varios países que han experimentado depreciaciones son exportadores de materias primas o bien, si no están en esta categoría, tienen dependencia de alguna de éstas en sus cuentas públicas como es el caso de México y también de Brasil.

el valor del dólar

“A partir del 2016, muchas monedas se han apreciado pero no han revertido las previas depreciaciones y es poco probable que esto suceda en el futuro cercano”, expone en el informe José de Gregorio, profesor del PIIE.

La investigación identificó en México cuatro episodios de grandes depreciaciones: en 1976, 2002, 2008 y 2013, éste último fue el de la duración más largo de 29 meses, pero el de la depreciación más profunda fue en 1976, de 82 por ciento.

A nivel global el episodio más notable inició a mediados de los 90’s, que coincidió con la crisis asiática y depreciaciones masivas en muchas economías emergentes.

Otro episodio empezó con la crisis financiera mundial de 2008. Posteriormente, las depreciaciones se reanudaron de forma significativa tras el anuncio del endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos en mayo del 2013.

El estudio señala que la política monetaria se enfrenta a un reto difícil, sobre todo en las economías con metas de inflación.

IMPACTO SOBRE INFLACIÓN

La depreciación del peso parece comenzar a impactar a diversos precios como se observa en la inflación subyacente a mayo, que hila tres meses consecutivos al alza, advirtió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

“El indicador subyacente, que refleja de mejor manera la evolución de los precios de la economía, ha comenzado a mostrar una tendencia ascendente, que lo ha llevado por tres meses consecutivos a superar el alza del indicador general de precios”, mencionó el organismo.

Lo anterior, explicó, puede ser una señal del efecto de la depreciación del tipo de cambio, que al parecer comienza a impactar diversos precios, especialmente del segmento de mercancías no alimenticias, que ya en mayo muestra incrementos anuales de 3.35 por ciento.

Indicó que esto implica un riesgo de que un aumento en la inflación diluya nuevamente la ganancia que ha tenido el poder adquisitivo en los últimos años.

“Proteger el poder adquisitivo de los salarios es una tarea permanente para que se consolide como un motor del consumo y del crecimiento del país.