Economía

Débil recuperación de EU, riesgo macroeconómico para 2015: Hacienda

La Secretaría de Hacenda anticipa que un menor dinamismo de la economía de EU podría seguir generando un efecto negativo en la economía mexicana.
Marcela Ojeda
05 septiembre 2014 21:5 Última actualización 06 septiembre 2014 5:5
Dólar

Dólar (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El entorno macroeconómico previsto para 2015, con un crecimiento real del PIB de 3.7 por ciento; inflación de 3.0 por ciento, un tipo de cambio promedio de 13.00 pesos por dólar y un precio de exportación del petróleo de 82.00 dólares por barril, está sujeto a riesgos que podrían modificar las estimaciones.

De acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) 2015, dentro de los elementos que de materializarse podrían generar un efecto negativo sobre la economía mexicana, están:

Un menor dinamismo de la economía de Estados Unidos; el debilitamiento de la economía mundial; la elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales, y una mayor tensión geopolítica en algunos países del Medio Oriente y entre Rusia y Ucrania.


En cuanto al menor dinamismo de la economía estadounidense, el documento que forma parte del Paquete Económico (PE) 2015 que el Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray entregó a la Cámara de Diputados recuerda que en virtud de que el actual acuerdo presupuestario expira el próximo año, podría regresar la incertidumbre relacionada con la política fiscal.

"Además es posible que el ritmo de recuperación del mercado de vivienda sea más moderado que lo anticipado en caso de que continúen incrementándose las tasas de interés hipotecarias, y por otra parte, es probable que la inversión de las empresas continúe creciendo a un paso relativamente lento a pesar del fortalecimiento que han observado sus hojas de balance".

Sobre el debilitamiento de la economía mundial indica que sí bien la expectativa es de una mayor expansión económica mundial (el FMI estima crecimientos de 3.4 por ciento en 2014 y de 4 por ciento en 2015), es probable que la actividad productiva en algunas de las economías emergentes como Rusia, Brasil o Argentina siga creciendo a un ritmo menor que el anticipado.

Además, la recuperación de algunos países en la zona del euro sigue sin consolidarse y persiste el riesgo de una deflación en esa región, destacan los CGPE.

Con relación al riesgo de una elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales, puntualiza que el proceso de normalización de la política monetaria de Estados Unidos, que implicaría elevar la tasa de interés de referencia de su Banco Central, podría ocasionar periodos de alta volatilidad.

"En la zona euro continúa presentándose un crecimiento desigual, debido a las elevadas tasas de desempleo en ciertas regiones, a la insuficiente demanda agregada y al deterioro en su sistema financiero".

Y en cuanto a una mayor tensión geopolítica en algunos países del Medio Oriente y entre Rusia y Ucrania, enfatizó que es posible que algunos de estos conflictos continúen o se intensifiquen, "lo que podría ocasionar un repunte de las cotizaciones internacionales de algunas materias primas, particularmente del petróleo, lo que podría repercutir en el crecimiento económico global".