Economía

Economía de México requiere nueva política industrial, afirman

Amado Villarreal González, académico del Tecnológico de Monterrey, comentó que el reto para México es moverse a lo largo de la cadena global de valor, así como una política industrial que ayude a acelerar el crecimiento de la economía del país.
Leticia Hernández
14 enero 2016 17:8 Última actualización 14 enero 2016 17:8
industria

La política macroeconómica por sí sola no es suficiente para promover el crecimiento alto y sostenible, señaló el académico del Tec de Monterrey. (Bloomberg)

Se requiere el diseño y ejecución de una política industrial subregional, de innovación, que acompañe a la política macroeconómica para poder acelerar el ritmo de crecimiento de la economía, señaló Amado Villarreal González, director del Instituto para el Desarrollo Regional de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey.

“El reto de México es moverse a lo largo de la cadena global de valor y hacer que más valor que quede en el país. A México le falta sofisticación de las empresas a través de innovación. Los centros de producción se deben orientar al conocimiento y la innovación”, dijo durante la conferencia magistral “Hacia una Política industrial de Innovación en México”, durante el Foro Mexico Business Forum 2016, organizado por Allinial Global.

Expuso que para impulsar el crecimiento del país que en el mejor de los casos ha alcanzado tasas del 3 por ciento en los últimos años, la política macroeconómica por sí sola no es suficiente para promover el crecimiento alto y sostenible. “Persisten Inadecuados mercados crediticios, amplia economía informal, un medio ambiente regulatorio insatisfactorio y una competencia directa con China en la manufactura intensiva en mano de obra”, dijo.

Desde el origen de la apertura comercial en la década de los Ochentas, abrió fronteras sin haber definido estrategias intersectores. “Entramos a un TLCAN sin ninguna estrategia de política industrial. Mexico necesitará moverse hacia actividades de manufactura de mayor valor agregado para evitar la competencia en costos de forma directa. La política industrial regional se llama subregional o política de innovación, porque tiene que ver con emprendimiento, desarrollo tecnológico y cuidado de la propiedad industrial”, apuntó.

Para moverse a una posición mayor México deberá asumir tres modificaciones: Adoptar políticas gubernamentales para mejorar vínculos con las empresas y promover la innovación tecnológica. El gobierno necesita construir una política industrial focalizada a nivel regional para promover la competitividad de clusters y el desarrollo económico regional y la política industrial no deberá preocuparse solo del valor, sino buscar ampliar la base industrial, así como la sofisticación de los productos.

El también investigador advirtió que la política regional por sí sola no resolverá todos los problemas de la planta productiva. Dijo que adicionalmente se requiere infraestructura hard -carreteras, puertos fronterizos modernos, penetración de banda ancha- y soft –centros de capacitación, proyectos púbico-privados de innovación; una política monetaria que no aprecie el tipo de cambio restando competitividad a los productores y esquemas de incentivos a la inversión.

En la tarea de identificar cadenas de valor por región, expuso que las industrias que han destacado su consolidación y a las que se debe orientar esa política subregional son la industria electrónica; el sector automotriz; sector textil y la industria de agricultura y alimentos procesados. Con la creación de centros productivos intensivos en conocimiento y con estrategias de especialización inteligente, “Se ayudará a colocar mejor la inversión extranjera directa y se capacitará y atraerá la fuerza laboral necesaria. Se ayudará a la coordinación entre regiones para construir redes de compañías y trabajadores que aceleren los vínculos interregionales y extraregionales”, comentó y

reconoció que parte de estas acciones ya se están tomando por parte de la Secretaría de Economía.