Economía

Economía de Latinoamérica se contraerá 0.6% en 2016: CEPAL

El organismo multilateral reduce su pronóstico de la economía mexicana para este año, y estima una mayor caída para Brasil.
Reuters
09 abril 2016 10:23 Última actualización 09 abril 2016 10:23
Latinoamérica

(Bloomberg)

La economía de América Latina y el Caribe caería un 0.6 por ciento este año, prolongándose su debilidad tras la contracción que registró en 2015 en medio del complejo escenario internacional, pronosticó la CEPAL.

En un informe, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estimó que las economías sudamericanas, especializadas en producir bienes primarios como petróleo y minerales, y con creciente grado de integración comercial con China, registrarán una contracción de 1.9 por ciento.

"Las nuevas proyecciones dan cuenta de un entorno global difícil en el cual se mantiene el bajo crecimiento de los países desarrollados", dijo el organismo en un sorpresivo comunicado la noche del viernes.

Además destacó "una importante desaceleración en las economías emergentes, en particular China, una creciente volatilidad y costos en los mercados financieros, y bajos precios de las materias primas, en particular hidrocarburos y minerales", agregó.


Para el 2016, la CEPAL estimó que la economía de Brasil caería un 3.5 por ciento, desde la estimación previa del 2 por ciento.

En tanto, México anotaría un crecimiento del 2.3 por ciento, tras el cálculo previo del 2.6 por ciento.

Para revertir la fase de desaceleración "es esencial dinamizar la inversión e incrementar la productividad para retomar una senda de crecimiento sostenido y sustentable en el largo plazo, dijo la CEPAL, con sede en Santiago.

Por otra parte, el Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina retrocedería un 0.8 por ciento, luego de estimarse previamente un crecimiento de ese mismo nivel.

La economía de Colombia, en tanto, se expandiría un 2.9 por ciento, mientras que la de Venezuela caería un 6.9 por ciento.

Chile y Perú anotarían crecimientos económicos del 1.6 y de un 3.8 por ciento, respectivamente.

El organismo dijo que se debe procurar la sostenibilidad de las finanzas públicas de la región, con políticas que tomen en cuenta tanto el impacto sobre la capacidad de crecimiento en el largo plazo, como sobre las condiciones sociales de los habitantes de la región.