Economía

De cada 10 pesos en activos, banca de desarrollo presta 4.1

12 febrero 2014 4:16 Última actualización 16 mayo 2013 12:24

[Arturo Monroy] Se destinan más fondos a invertir en valores. 


 
Eduardo Jardón
 
De cada 10 pesos que tiene la banca de desarrollo en activos, sólo destina 4.1 a la actividad crediticia.
 
Una cantidad ligeramente mayor, 4.4 pesos, es canalizada a inversiones en valores, lo que revela la escasa participación de estas instituciones en el financiamiento del aparato productivo.
 
Cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores muestran que la cartera crediticia de la banca de gobierno sumó 458,833 millones de pesos al primer trimestre.
 
Este monto es superado por la cantidad de recursos que tienen invertido en instrumentos financieros, que ascendió a 491,778 millones de pesos, con lo que alcanzó un máximo histórico.
 
Lo anterior implica que la banca de desarrollo cuenta con los recursos para al menos duplicar su oferta crediticia.
 
El monto de los activos en inversiones registró un crecimiento de 9% respecto del cierre de 2012, lo que contrasta con la baja de 0.4% de la cartera de préstamos.
 
Los registros oficiales muestran que la cartera crediticia de estos bancos representa 41% del total de sus activos, pero destaca el caso del Bansefi, donde esta proporción es de apenas 1%.
 
Esta institución cuenta con activos por 26,918 millones de pesos, de los cuales 19,999 millones están invertidos en valores y únicamente 255 millones en préstamos.
 
La encuesta del mercado crediticio del Banco de México muestra que sólo 4.8% de las empresas en el país recibió un financiamiento de la banca de fomento al cierre de 2012, lo que contrasta con 83.2% de los proveedores y 36.2% de la banca comercial.
 
Cambiar el mandato
 
La iniciativa de reforma financiera señala que actualmente el mandato de la banca de desarrollo establece que en el desenvolvimiento de sus funciones se debe preservar y mantener su capital, lo que ha propiciado que se inhiba el otorgamiento de créditos.
 
Esto, porque se ha confundido una restricción que se debe imponer a la gestión prudente de los recursos públicos.
 
Ante esta situación, se propone que estas instituciones tengan como mandato fundamental facilitar el acceso al crédito y a los servicios financieros.
 
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público detalló que el desempeño de esta banca ha sido demasiado conservador, por lo que se busca convertirla en una fuente de acceso al crédito y los servicios financieros, que proporcione asistencia técnica y capacitación para impulsar el desarrollo económico.
 
También se pretende consolidar a estas instituciones como un motor para el crecimiento incluyente, complementando y fomentando el financiamiento privado a través de una mayor flexibilidad regulatoria y financiera.
 
La iniciativa señala la necesidad de que la banca cuente con mejores herramientas para ampliar el acceso al crédito de quienes tienen necesidades de financiamiento, ya que aun teniendo la capacidad de pago, no se les dan facilidades para la obtención de recursos que les permitan adquirir los apoyos necesarios para elevar su desarrollo económico.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.