Economía

Economía de Argentina se contraería este año, afirma la CEPAL

La Cepal redujo el pronóstico de crecimiento del PIB
de Argentina de un previo 1 por ciento a 0.2 por ciento para este año, por lo que es probable que el país registre una contracción en su economía, indicó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo.
Reuters
04 agosto 2014 18:0 Última actualización 04 agosto 2014 18:1
Casa Rosada

Economía argentina podría contraerse, señaló Alicia Bárcena. (Reuters)

SANTIAGO.- La economía de Argentina probablemente se contraerá este año por primera vez en más de una década, presionada por un menor consumo, una alta inflación y las consecuencias del fracaso de las negociaciones entre el Gobierno y sus acreedores por su deuda impaga, dijo hoy Alicia Bárcena, jefa de la CEPAL.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), organismo dependiente de las Naciones Unidas, dijo que Argentina ha tomado medidas como subir las tasas de interés y contener el agregado monetario para apagar los "motores del consumo". A ello se suma el menor dinamismo de su industria arrastrada por menor demanda de Brasil, uno de sus principales clientes.

La última vez que el Producto Interno Bruto (PIB) argentino se contrajo fue en el 2002, cuando retrocedió un 10.9 por ciento en medio de una crisis que gatilló una multimillonaria cesación de pagos. Analistas sondeados esperan que la economía retroceda este año un 1 por ciento.




La CEPAL redujo hoy su pronóstico de crecimiento del PIB de Argentina a un 0.2 por ciento para este año desde el cálculo previo del 1 por ciento, pero "nuestra proyección no es la adecuada. Nosotros la hicimos en julio. Realmente la situación hoy día es completamente diferente", dijo Bárcena, quien agregó que "nosotros creemos que Argentina lo más probable es que tenga crecimiento negativo en 2014".

América Latina, en cambio, se expandiría un 2,2 por ciento este año, según la última proyección de CEPAL.

¿LITIGIO O DEFAULT?

Agencias calificadoras de riesgo dijeron que Argentina cayó en una cesación de pagos selectiva el miércoles de la semana pasada, cuando venció el período de gracia para pagar un bono, lo que contribuye a mantener a la tercera mayor economía de América Latina fuera de los mercados internacionales de deuda.

Pero Bárcena dijo que Argentina no ha caído en default, sino que enfrenta un "litigio" porque la nación "de alguna forma depositó el pago. El pago está por allí, detenido por un juez. El juez es el que no ha permitido que ese pago se realice. Por eso es una situación inédita".

"Argentina negoció con el 92 por ciento. Argentina les pagó y lo que esta minoría del 8 por ciento está imponiendo son reglas del juego a todos y eso es grave desde el punto de vista de la arquitectura financiera internacional. ¿Tú crees que va a haber apetito por renegociar las deudas soberanas después de esto? Difícil", pronosticó Bárcena.

Argentina depositó a fines de junio 539 millones de dólares en las cuentas en Buenos Aires de su agente de pagos, el Bank of New York Mellon (BONY), para honrar los intereses de su título Discount.

Pero los fondos nunca llegaron a manos de los acreedores porque la transferencia fue bloqueada por un juez de Nueva York hasta que el país no le pague mil 330 millones de dólares por intereses a los fondos de cobertura que la demandaron por el default del 2002.

"(Esto) sienta un mal precedente", es muy delicado. Esto no le pasó ni a Grecia, Italia o España, que incluso tenían deudas mucho más importantes", agregó la secretaria ejecutiva de la Cepal.

Los demandantes, liderados por los fondos NML y Aurelius, han rechazado las reestructuraciones de deuda de Argentina, por lo que su victoria judicial podría poner en peligro otros esfuerzos similares de naciones con problemas financieros.

La contracción de la economía argentina, profundizada por el fracaso de las negociaciones de deuda, podría tener un impacto a comercial en sus vecinos.

No obstante, Bárcena remarcó que América Latina no debiera "tener problemas de acceso a financiamiento porque los niveles de riesgos de la región son relativamente bajos" y cuenta con importantes reservas.