Economía

David Cameron enviaría
a ministro de Finanzas
a negociar ante la UE

Los líderes europeos ofrecieron al reelecto David Cameron negociar algunas reformas sobre la Unión Europea, por lo que el Primer Ministro inglés elegiría a George Osborne, ministro de Finanzas como su negociador con la zona euro.
Reuters
10 mayo 2015 16:25 Última actualización 10 mayo 2015 16:25
George Osborne

George Osborne es el Ministro de Finanzas que podría ser el encargado de negociar reformas con la UE. (Reuters)

LONDRES.- El primer ministro británico, David Cameron, elegiría al ministro de Finanzas, George Osborne como su principal negociador para buscar concesiones de la Unión Europea antes de un programado referendo sobre la permanencia de Londres en el bloque, reportó hoy el diario Sunday Times.

Los líderes europeos no perdieron tiempo el viernes en ofrecer a Cameron negociaciones sobre algunas reformas en la Unión Europea, prometiendo reducir la incertidumbre sobre el futuro de Gran Bretaña en el bloque luego de que el Partido Conservador ganara la mayoría parlamentaria en los comicios del jueves.

El Sunday Times dijo que el secretario de Relaciones Exteriores, Philip Hammond, apoyaría a Osborne- designado el viernes como el segundo miembro de más alto rango en el gabinete- y que ambos ministros visitarían Berlín y Bruselas como parte del plan durante los primeros 100 días del segundo periodo en el poder de Cameron. 




Un portavoz de Downing Street, residencia del primer ministro británico, declinó hacer comentarios.

El pasado viernes, el presidente francés Francois Hollande invitó a Cameron a París una vez que haya formado un Gobierno. En tanto, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, dijo a los conservadores británicos que estaba "dispuesto a trabajar con ustedes para alcanzar un acuerdo justo para Gran Bretaña en la Unión Europea".

Cameron ha prometido que intentará reclamar poderes a la Unión Europea antes de llevar a cabo un referendo sobre si Gran Bretaña debería permanecer o no en el bloque a fines del 2017, una votación que genera inquietud en muchos líderes empresariales británicos por una potencial reducción del acceso a los principales mercados exportadores.

Muchos de los planes de renegociación de Cameron son aún imprecisos, aunque ha sostenido que quiere restringir el acceso de inmigrantes a los beneficios sociales que otorga la nación.

Cameron también está siendo presionado al interior de su partido para implementar grandes cambios en la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea y algunos conservadores son partidarios de la salida de Londres del bloque.