Economía

Amfe cuestiona incremento de tasas
de interés de Fira

La Asociación Mexicana de Entidades Financieras (AMFE) señala que este incremento es incongruente, ya que beneficiará a los grandes empresarios y afectará más a los productores con menores ingresos.
Notimex
19 marzo 2014 16:50 Última actualización 19 marzo 2014 17:0
Etiquetas
 [Bloomberg] Se sugiere la compra de productos del campo por empresas sociales como Liconsa y Diconsa. 

Los productores con menos ingresos serán los más afectados, afirma la Amfe./(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (Amfe) consideró incongruente el aumento de tasas de interés que llevará a cabo Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (Fira), aunque declaró estar consciente de la situación financiera de esta institución.

Y es que Fira, que opera como banca de segundo piso, anunció que a partir de mayo incrementará las tasas de interés a los intermediarios financieros.

La Amfe se manifestó sorprendida por el momento en que se ha decidido encarecer el fondeo al campo, así como las bases para calcular los incrementos en las tasas de interés hasta 2.6 por ciento, equivalentes a más de 68 por ciento de la TIIE.

La Asociación dijo estar consciente de la situación financiera de Fira y de la necesidad que hay de tomar acciones que permitan preservar su patrimonio.

Sin embargo, advierte, la medida afectará más a los productores de menor ingreso, quienes por el modelo de incremento propuesto serían los responsables de cubrir en dos terceras partes el aumento a las tasas.

En su opinión, las nuevas políticas de tasas de Fira se enfocan a beneficiar a las grandes empresas, olvidándose de su objetivo fundamental de llegar a los productores agropecuarios no bancarizados (Acuerdos 62 y 63 del Pacto por México).

En este contexto, la Amfe propone que el aumento en las tasas deba ser igual para todos los intermediarios y utilizar alguna base o metodología de diferenciación al de las evaluaciones de las calificadoras de riesgo.

Y es que, explica, bajo este enfoque los productores agropecuarios de menores ingresos serán los más afectados, en contra de lo acordado en el Pacto por México, “que la banca comercial y las instituciones de crédito presten más y más barato”.

Así, el organismo reitera su “sorpresa” al considerar que la forma en la implementación de los aumentos rompe una política de colaboración, dispersión del crédito y operación eficiente iniciada hace siete años, y que ha dado importantes avances en el financiamiento al campo en México.