Economía

Cuesta lo mismo producir localmente la gasolina que importarla: Pemex

Petróleos Mexicanos hace un ejercicio de optimización mediante el cual cuesta lo mismo importarlo que refinarlo en México, dijo el director general de la petrolera, José Antonio González Anaya. 
Sergio Meana
13 enero 2017 16:11 Última actualización 13 enero 2017 16:14
José Antonio González Anaya

(Tomada de Twitter.com/Mx_Diputados)

Dado un ejercicio de optimización que realiza Petróleos Mexicanos (Pemex), a la empresa le cuesta prácticamente lo mismo importar gasolina que producirla localmente, reveló el director general de la petrolera, José Antonio González Anaya frente a legisladores.

“Pemex hace un ejercicio de optimización mediante el cual cuesta lo mismo importarlo que refinarlo en México”, declaró este viernes. 

En los casos en que por circunstancias como el precio de referencia o los costos de logística, son distintos, la empresa también mueve sus porcentajes de importación-producción local.

“Cuando cuesta más, se importa y cuando cuesta menos, se produce más aquí, así que el precio es el mismo”, dijo.

En referencia a señalamientos sobre si Pemex guardó combustibles durante diciembre, el director respondió que se suministraron 18 por ciento más combustibles “vis-a-vis” contra diciembre de 2015.

En México no se tiene un costo de producción local de la gasolina, pues más bien se toman como referencia los índices internacionales y se les suma los costos de transporte, explicó ante cuestionamientos de diputados sobre el costo de traer la gasolina del extranjero.

1
DUPLICARÁN INVERSIONES EN REFINACIÓN

 

La red de ductos de Pemex tiene 17 mil kilómetros. (Bloomberg)

Durante 2017, Pemex duplicará sus inversiones en el mantenimiento del Sistema Nacional de Refinación (SNR), anunció el director general de la petrolera en la misma comparecencia ante diputados y senadores federales.

“Estamos casi duplicando el gasto en mantenimiento en las refinerías para el próximo año para mantener su continuidad y dos teniendo alianzas para ciertas actividades, que son auxiliares, pero que son bien importantes”, indicó González Anaya. 

Esto ante la imposibilidad de construir nuevas refinerías, dado sus altos costos, no solo de la refinería en si, sino de todas las instalaciones y servicios aledaños como son ductos y terminales para llevar el producto crudo y expulsar los refinados.

“Insisto, en la práctica, los costos de hacer una nueva refinería son enormes y tienen que ver con la infraestructura para traer el petróleo, para sacar los petrolíferos. La mejor manera de aumentar la capacidad de refinación en el país es reconfigurando las existentes y tomando ventaja de la reforma energética”, señaló.

La petrolera que ha perdido cerca del 20 por ciento de su capacidad de refinación en la actual administración, al pasar de mil 223 millones de barriles diarios (mdb) en el primer semestre del 2012 a cerca de 950 mdb al cierre de diciembre, buscará revertir la caída con éstas inversiones y volver a niveles históricamente 'normales' que implicaría procesar más de un millón de barriles diarios.

“Estamos trabajando para aumentar la confiabilidad de las refinerías y regresar no solo a la capacidad creemos que este año podemos volver a romper la barrera de los mil millones de barriles de procesamiento de petróleo”, prometió González Anaya.

: