Economía

Cuenta regresiva para las Sofol, en marcha

10 febrero 2014 4:57 Última actualización 01 julio 2013 5:14

  [Cuartoscuro] 


 
 
Jeanette Leyva Reus
 
La cuenta final para la extinción de las sociedades financieras de objeto limitado (Sofol) comenzó a correr.
 
Está por concluir el periodo de transición de siete años impuesto para que las 62 Sofol que se tenían registradas en julio de 2006 migraran hacia otra figura financiera o bien operaran bajo el esquema de una sociedad financiera de objeto múltiple (Sofom).
 
Hoy se tienen registradas aún 5 Sofol, que deben dejar de ostentarse con ese nombre en las próximas semanas.
 
El próximo 19 de julio será cuando las que fueron una de las principales figuras del sector financiero y que compitieron a la par con los bancos, principalmente en el sector hipotecario y automotriz, desaparecerán.
 
Aunque, según la Auditoría Superior de la Federación en su informe sobre la Cuenta Pública 2011, las Sofol dejarán de ser consideradas entidades reguladas y, en consecuencia, dejarán de ser supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores a partir del 13 de julio de este año.
 
La desregulación permitió que cualquier persona física o moral pueda realizar operaciones de arrendamiento financiero, factoraje financiero y crédito para cualquier fin, sin necesidad de autorización previa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo que dio nacimiento a las Sofom.
 
En entrevista con EL FINANCIERO, Alejandro Martí, presidente de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE), consideró que la desaparición de las Sofol es parte de la evolución del sector financiero.
 
Recordó que la AMFE se fundó con ellas, y eran entidades reguladas y relevantes, que si bien la asociación se opuso en su momento a la desregulación, también reconoce que fue positivo abrir la puerta para que hubiera más empresas en el sector financiero no bancario.
 
Sin embargo, lo que sí faltó fue establecer un mecanismo para supervisar adecuadamente sus actividades.
 
“Se han creado más de cuatro mil Sofom, la mayoría son desreguladas, (hay) muy pocas reguladas, y la condición era que tenían que pertenecer a un grupo financiero, y no sucedió; de esas 4,000l, quizás sepamos lo que hacen menos de 1,000 Sofom y de las otras nadie sabe, y ese fue un gran riesgo de la regulación”.
 
En opinión de Martí Bolaños Cacho, si bien es positivo que se creen más empresas, debe tenerse un marco de supervisión adecuada.
 
Lo que es importante, dijo, es que las nuevas figuras estén reguladas y supervisadas, principalmente las que acuden a los mercados financieros para evitar riesgos sistémicos.
 
De las 5 Sofol aún registradas y en operación, 4 pertenecen a la AMFE, y hasta el 18 de julio pueden utilizar ese nombre, porque un día después jurídicamente la autorización queda sin efectos.