Economía

Cuba busca prevenir lavado de dinero y financiamiento terrorista

12 febrero 2014 4:27 Última actualización 08 junio 2013 10:28

   [Bloomberg]  


 
Notimex
 
La Habana.- El gobierno de Cuba adoptó medidas para prevenir y sancionar el lavado de dinero, financiamiento al terrorismo y el movimiento de capitales ilícitos, informó hoy una fuente oficial.

Las medidas para detectar esas transacciones están contenidas en una resolución que publicó este sábado la Gaceta Oficial con la firma del Ministro-Presidente del Banco Central de Cuba (BCC), Ernesto Medina.

La intensificación de los controles bancarios se aplicará a las instituciones financieras constituidas en la isla, "cuyas funciones autorizadas en el territorio nacional sean proveer cualquier servicio de intermediación financiera".

Entre esas funciones se incluyen también las operaciones de fideicomiso, de remesas y de cambio de moneda extranjera, señaló la legislación de 25 artículos.

La normativa del BCC de Cuba se inscribe en la política del gobierno del presidente Raúl Castro para enfrentar la corrupción que ha involucrado a empresarios extranjeros y decenas de funcionarios cubanos.

El 10 de mayo pasado, el ministro de Comercio e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, reconoció que la falta de control, la impericia y la corrupción están afectando los negocios en Cuba con capital extranjero.

Bajo el gobierno de Raúl Castro, en los últimos dos años fueron llevados a los tribunales y condenados directivos, funcionarios y empresarios extranjeros.

A partir de la nueva medida del BCC, todas las oficinas, filiales y sucursales de cada institución financiera aplicarán "la estrategia de gestión de riesgos de lavado de activos, el financiamiento al terrorismo y a la proliferación de armas", según el texto.

La normativa explicó que "los integrantes del Sistema Bancario Nacional (que recibirán capacitación adicional) establecerán el nivel de vigilancia, cautela y control de las transacciones financieras que realicen".

En determinados casos, las instituciones financieras identificarán a los usuarios y verificarán la autenticidad de los datos y documentos presentados para su radicación y operaciones en la isla caribeña.

También las instituciones financieras cubanas podrán aplicar "medidas intensificadas" de control para obtener información adicional sobre el cliente, actualizar su identificación y el carácter o finalidad de la relación comercial, entre otras.