¿Cuánto le cuesta la desigualdad de género a la economía en México?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cuánto le cuesta la desigualdad de género a la economía en México?

COMPARTIR

···

¿Cuánto le cuesta la desigualdad de género a la economía en México?

Si en México existiera igualdad de oportunidades laborales para hombres y mujeres, el PIB per cápita se incrementaría en mil 100 dólares para 2040.

La cifra representaría un alza de más del 13% sobre el ingreso por persona que se logró en 2016.

Leticia Hernández
12/03/2018
Actualización 12/03/2018 - 18:01
Proyecciones de la OCDE estiman que el crecimiento de México se aceleraría si las mujeres participaran en el mercado laboral a tasas similares.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Si en México hubiera igualdad de oportunidades laborales y de desarrollo para hombres y mujeres, el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita hacia el año 2040 se incrementaría en mil 100 dólares, un alza de más de 13 por ciento sobre el ingreso por persona que se logró en 2016, según datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Proyecciones de la OCDE estiman que el crecimiento económico de México se aceleraría si las mujeres participaran en el mercado laboral a tasas similares a las de los hombres. En 2016 menos de la mitad de las mujeres en edad productiva -47 por ciento- participaron en la fuerza laboral, comparado con el 82 por ciento de los hombres. Si esta diferencia se redujera a la mitad se podría añadir 0.16 puntos porcentuales a la tasa anual de crecimiento proyectado por el PIB per cápita en el periodo 2013-2040.

“Para el 2040 ese crecimiento adicional se plasmaría en un aumento de alrededor de mil 100 dólares en el PIB per cápita en relación con el escenario base, uno de los mejores resultados positivos proyectados para la igualdad de género de la OCDE”, señala el informe Prioridades Estratégicas para México, desarrollado por el organismo internacional en el marco del cambio de administración que tendrá lugar en el país a partir de las elecciones del 4 de julio próximo.

“La pérdida económica a nivel global de la no participación igualitaria entre hombres y mujeres ronda el 17 por ciento del PIB global y con los esfuerzos que se están haciendo, la OCDE estima que para el año 2025 se añadirán 100 millones de mujeres al mercado laboral”, dijo Gabriela Ramos, Directora OCDE y Sherpa ante el G20.

En el panel Liberar el potencial de las mujeres para detonar el desarrollo y construir una sociedad más justa, organizado en el Foro OCDE México 2018, destacó los avances alcanzados en México con un presupuesto definido para trabajar por la igualdad con la transversalidad de género en las políticas públicas, se han eliminado sesgos de género en los libros de texto y hay progreso en acceso a financiamiento en la banca de desarrollo.

Sin embargo señaló retos como la promoción de las disciplinas “STEM”(Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas por sus siglas en inglés) entre las niñas para elección de profesiones; la diferencia salarial entre hombres y mujeres que según cifras de la OCDE es de 17 por ciento en México comparado con el 15 por ciento en el promedio de países de la OCDE y sobretodo en la violencia de género.

Sobre la objetivización, "se sigue promoviendo a la mujer sobre cómo se ve o se viste, en la prueba PISA de la OCDE se encontró que hay un tema de hostigamiento en las niñas estudiantes en redes sociales sobre su dignidad femenina por estereotipos de la mujer”, dijo Gabriela Ramos.

La participación laboral femenina se incrementa a medida que los roles cambian, a medida que las personas se habitúen a verlas en funciones no tradicionales, dijo Roberto Vélez, director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

"En el tema de movilidad social, tanto por modelos de rol como por mecanismos institucionales , las mujeres están limitadas a mayor participación", apuntó el investigador.

Al respecto, Gabriela Ramos destacó el modelo educativo que se planteó con la reforma educativa en donde se incentiva la tolerancia y reducir los estereotipos de los roles masculinos y femeninos.