Economía

¿Cuáles serían las expectativas de Powell sobre las tasas de interés?

De ser confirmado por el Senado como líder de la Fed, el actual gobernador de la Reserva Federal será clave para predecir cuál será el rumbo de las tasas cada trimestre.
Christopher Condon | Bloomberg
15 noviembre 2017 8:58 Última actualización 15 noviembre 2017 8:59
Jerome Powell (Bloomberg)

Jerome Powell (Bloomberg)

Se ha iniciado la búsqueda de los puntos de Jerome Powell.

Los puntos representan el rumbo que el gobernador de la Reserva Federal estima que tomarán las tasas de interés en los próximos tres años. Él y los demás banqueros centrales de Estados Unidos presentan cada trimestre sus pronósticos, que la Fed vuelca en forma de puntos a un gráfico sin nombres.

La publicación del ‘dot plot’ o gráfico de puntos desencadena un juego obsesivo de eliminación entre economistas, inversores y periodistas, que tratan de identificar al autor de cada pronóstico.

Pero no se considera que todos los puntos sean iguales. Powell es ahora el nominado del presidente Donald Trump para presidente de la Fed, lo cual cambia lo que los detectives piensan sobre sus pronósticos, si es que pueden hallarlos.

De ser confirmado por el Senado, será el sucesor de Janet Yellen, cuyo mandato termina el próximo año.

“Los puntos de Powell ahora pasan a ser mucho más importantes que los de cualquier otro banquero de la Fed”, dijo John Silvia, economista jefe de Wells Fargo Securities. “Como se dice sobre los perros de trineo, a menos que se esté al frente, la vista nunca cambia”.

¿Entonces con qué rapidez exactamente piensa Powell que el Banco Central subirá su tasa de interés de referencia?

En el caso del último ‘dot plot’, que se publicó en septiembre, no es difícil adivinar cuál es el pronóstico de Powell para 2017.

Once de los 16 miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) dijeron que un aumento de más de un cuarto de punto será apropiado este año, lo cual llevaría el objetivo para la tasa de fondos federales a entre 1.25 y 1.5 por ciento.

El reiterado apoyo de Powell a lo que llama “normalización gradual de la política” lo ubica con firmeza en ese grupo de 11.

Las cosas se ponen más interesantes en relación con el cierre de 2018, cuando seis funcionarios se ubican entre 2 y 2.25 por ciento, comprendido el punto de la mediana. Hay cinco puntos por encima de la mediana y otros cinco por debajo.

‘Más moderado’

Los puntos inferiores son bastante fáciles de asignar. El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, ha dicho que las tasas deberían seguir como están durante otros dos o tres años.

Los siguientes funcionarios en cuanto a moderación son el máximo responsable de Chicago, Charles Evans, y la gobernadora Lael Brainard, que han expresado su preocupación respecto de la baja inflación, más el presidente de Minneapolis, Neel Kashkari, que disintió en dos ocasiones en 2017 cuando el comité subió las tasas.

El siguiente es el presidente de Dallas, Robert Kaplan, quien el mes pasado dijo que su pronóstico de aumentos de tasas en 2018 es “algo más moderado” que la mediana. Si bien no es definitivo, esas declaraciones lo convierten en el mejor candidato para el quinto punto moderado.

De los cinco puntos por encima de la mediana, cuatro son evidentes. Esther George, de Kansas City, Loretta Mester, de Cleveland y Eric Rosengren, de Boston disintieron al menos una vez a favor de aumentos en 2016, cuando la Fed se abstuvo de ajustar hasta diciembre.

Otro ‘halcón’ seguro es Mark Mullinix, vicepresidente primero de la Fed de Richmond, que desempeña el cargo de forma interina mientras el banco regional busca un nuevo presidente.

Restan siete puntos para 2018, todos los cuales probablemente pertenezcan a funcionarios que se ubicaron en la franja de entre 1.25 y 1.5 por ciento para fines de 2017.

Eso significa que seis de ellos recomendaron tres aumentos en 2018 y que uno pronosticó cuatro. La preferencia declarada de Powell por un endurecimiento “gradual” podría ubicarlo razonablemente en una de esas dos cifras.