Economía

Cristina Kirchner se merece un Nobel de Economía (o eso dice ella)

En entrevista con una televisora local, la exmandataria argentina reclamó merecer un Premio Nobel de Economía por su manejo de las finanzas en ese país, en el cual hubo sanciones del FMI, impago de deudas y una elevada inflación.
Bloomberg
01 agosto 2016 17:56 Última actualización 01 agosto 2016 17:57
cristina

(Bloomberg)

Con un impago de deuda, estadísticas económicas dudosas y sanciones del Fondo Monetario Internacional, la ex presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner dice que ya es tiempo de que se le otorgue un premio Nobel por la manera en que manejó a la segunda economía más grande de América del Sur.

En una entrevista con C5N televisión, Cristina criticó al presidente Mauricio Macri y lo culpó por haber agravado la recesión y tener una inflación cercana al 50 por ciento. También condenó cualquier posible acto de corrupción que pudiera haber tenido lugar durante sus ocho años de gobierno y negó haberlos cometido ella misma.

"Más que perseguirnos judicialmente, deberían darnos un Premio Nobel de Economía", dijo Fernández de 63 años de edad.

La economía de Argentina se expandió un promedio del 3.4 por ciento anual durante el mandato de Fernández después de que esta gravara el auge de las exportaciones de soja y trigo para financiar subsidios a los servicios de consumo. Al menos eso es lo que calculó su gobierno.

El periodo se vio empañado por un segundo incumplimiento de crédito en 13 años y las sanciones impuestas por el FMI por manipulación de datos macro-económicos. La nueva administración ha revisado el crecimiento durante ese mismo periodo a un promedio de 2 por ciento.
La economía entró en recesión durante sus últimos meses en el cargo y ha seguido así hasta el segundo trimestre.

También hubo controversia con respecto a la inflación. El incremento de precios promedió 25.3 por ciento entre octubre de 2008 y septiembre de 2015, de acuerdo con PriceStats, que recopila datos para el Billion Prices Project del MIT, mientras que la administración de Fernández estimó una inflación de alrededor del 10 por ciento durante gran parte de su periodo.

Fernández y muchos de los principales miembros de su gabinete han sido objeto de investigaciones acerca del manejo de los fondos del gobierno durante su administración. Hasta ahora Kirchner no ha sido acusada de delito alguno y ha negado que tener conocimiento de cualquier mal uso del dinero público.