Economía

Crimen organizado secuestra y cobra cuota 
o piso: Coparmex

Juan Pablo Castañón, dirigente de la Coparmex, comentó que el crimen organizado se ensañó con la entidad en 2012 y 2013, ya que sus carreteras federales fueron tomadas, robando mercancías y obstruyeron el libre tránsito.
Arturo Estrada
20 marzo 2014 17:38 Última actualización 20 marzo 2014 17:40
El lugar fue resguardado por elementos de la Policía Federal. (Cuartoscuro)

Secuestros y cobros de cuota en Michoacán, señala la Coparmex./ (Cuartoscuro)

MORELIA.- El presidente de la COPARMEX, Juan Pablo Castañón Castañón, reconoció que en el país y particularmente en Michoacán el crimen organizado "secuestra, cobra cuota o piso" al sector empresarial.

Y en este mismo sentido, Castañón subrayó que es urgente que se amplíen las acciones para fortalecer el Estado de Derecho en México, porque es inadmisible que el crimen este por encima las autoridades.

En entrevista, el presidente de la COPARMEX lamentó que en Michoacán las carreteras federales hayan sido tomadas por el crimen al inicio del año, en donde robaron mercancías y obstruyeron el libre tránsito de las mercancías.

Poco antes de que iniciara la Asamblea General Ordinaria de la COPARMEX, Juan Pablo Castañón remarcó que el Estado mexicano debe garantizar la convivencia pacífica de todos los mexicanos.

Y en lo que hace a los grupos de autodefensa que operan en la entidad, el líder empresarial dijo que este tipo de movimientos no pueden ni deben sustituir la alta responsabilidad que tiene el gobierno constituido de salvaguardar la tranquilidad en la nación.

En centro inmobiliario de Alatozano, el presidente de la COPARMEX señaló que los autodefensas deben ceñirse a la legalidad en el territorio estatal y sólo coadyuvar en las tareas de seguridad que establezca el gobierno federal.

Empero, reconoció que en Michoacán paulatinamente se está recuperando la seguridad y el control de los territorios que anteriormente estaban en manos de grupos criminales que desalentaban a la actividad empresarial.

"Hoy se ve luz en el camino, pero no hay que bajar la guardia para restablecer plenamente las condiciones de seguridad y paz que se requieren para que los inversionistas recuperen la confianza en el estado de Michoacán", declaró.

Reconoció que en los años 2012 y 2013 fueron muy malos para los empresarios michoacanos debido a la inseguridad, aunque declinó estimar un porcentaje en lo que hace a la baja de la actividad productiva de la entidad.