Economía

Crédito al sector privado en la zona euro minimiza caída: BCE

A pesar de que el BCE ha tomado medidas para que los préstamos se activen e impulsen el crecimiento, por vigésimo noveno mes el crédito al sector privado en Europa se contrajo, aunque a un ritmo menor. Los bancos endurecen requerimientos y las empresas detiene inversiones.
Reuters
27 octubre 2014 8:23 Última actualización 27 octubre 2014 10:16
Crédito al sector privado en Europa

El circulante monetario en la Zona Euro (M3) -una medida más general sobre el dinero en la economía- creció a un ritmo anual de 2.5 por ciento en septiembre, un alza desde 2.1 por ciento en agosto. (Bloomberg)

FRÁNCFORT.- El crédito a compañías y familias de la zona euro se contrajo en septiembre por vigésimo noveno mes consecutivo, pero a un ritmo menor, pese a la intensificación de los esfuerzos del Banco Central Europeo para que los préstamos fluyan de nuevo y apuntalen el crecimiento.

Los bancos de la zona euro, especialmente los de países golpeados por la crisis, han endurecido las normas para el crédito en respuesta a los fuertes requerimientos de capital y por las revisiones a la salud del sector financiero, mientras que las compañías han contenido las inversiones ante un futuro incierto.

Para tratar de resolver el problema, el BCE comenzó a ofrecer a los bancos préstamos a cuatro años a tasas de interés ultrabajas y ha comenzando a comprar bonos garantizados. También planea comprar valores respaldados por activos para aliviar la carga en la hoja de balance de los bancos y facilitarles la tarea de prestar. Sin embargo, pasará algún tiempo antes de que estas medidas ganen fuerza.


En septiembre, los préstamos al sector privado cayeron 1.2 por ciento frente al mismo mes del año anterior, luego de una contracción de 1.5 por ciento en agosto, mostraron el lunes datos del BCE.

El circulante monetario en la Zona Euro (M3) -una medida más general sobre el dinero en la economía- creció a un ritmo anual de 2.5 por ciento en septiembre, un alza desde 2.1 por ciento en agosto.

El BCE difundió el domingo los resultados de sus pruebas a la salud financiera del sector bancario, que mostraron que aproximadamente uno de cada cinco grandes bancos de la zona euro tuvo problemas a fines del año pasado, pero desde entonces la mayoría ha reparado sus finanzas.

El vicepresidente del BCE, Vitor Constancio, dijo tras la divulgación de los resultados que los chequeos sobre la salud del sector bancario ayudarán a asegurar la disponibilidad del crédito, aunque agregó que había una escasez de la demanda general por créditos en Europa.