Economía

Crédito al consumo pierde fuerza, reporta menor alza en año y medio

El crédito al consumo registó un incremento de 5.4% real en marzo, de acuerdo con estadísticas del Banco de México, la demanda se moderó especialmente en el financiamiento a través de tarjetas de crédito.
Thamara  Martínez
28 abril 2017 11:16 Última actualización 28 abril 2017 11:18
tarjeta de credito

tarjeta de credito

El crédito al consumo continuó perdiendo dinamismo en el transcurso de marzo, desde mediados de 2016 la cartera de crédito con este destino ha observado una tendencia a moderarse para llegar a un incremento de 5.4 por ciento real en marzo, el crecimiento más bajo en año y medio.

Estadísticas del Banco de México (Banxico) señalan que la demanda de crédito al consumo se moderó especialmente en el financiamiento a través de tarjetas de crédito, cuya cartera vigente a través de la banca comercial se incrementó 2.9 por ciento, el dato más discreto en 13 meses.

Tan sólo el crédito otorgado por la banca vía plásticos concentra el 38 por ciento del crédito total al consumo. Los siguientes rubros de mayor participación son los créditos de nómina y los personales, con participaciones de 24 y 21 por ciento.

En este contexto resulta relevante que el segmento de créditos de nómina también reportó una pérdida de dinamismo al crecer 4.2 por ciento en términos reales, enmarcando la menor expansión del segmento desde que se tiene registro al respecto a partir de febrero de 2012.

Aunque en menor medida, los créditos personales también templaron su crecimiento a una tasa de 8.2 por ciento, ligeramente por debajo del aumento del mes previo.

No obstante, la cartera vigente para consumo de bienes duraderos como autos o muebles, sí reportó un saltó en términos anuales con un alza de 15.2 por ciento, la más significativa desde el cierre de 2016. A su interior los créditos automotrices mejoraron frente a febrero, pero el mayor crecimiento se dio en las compras de bienes muebles, que aumentaron 20.3 por ciento real.

Sin embargo, el crédito otorgado por la banca comercial al sector privado no bancario, en conjunto prosperó. Frente a marzo de 2016 aumentó 9.3 por ciento, tras dos meses de crecimiento a una tasa de 7.7 por ciento. Este resultado ha sido impulsado por la expansión del crédito empresarial, que concentra la mayor parte de la cartera vigente de la banca comercial.