Economía

Crecimiento incluyente global, por primera vez prioridad para la OCDE

El informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico consideró a la inclusión como prioridad, junto con la productividad y el empleo para que las ganancias se distribuyan ampliamente entre la población.
Leticia Hernández
17 marzo 2017 11:38 Última actualización 17 marzo 2017 11:38
Empresas acordaron con sus trabajadores el pago del aguinaldo

Empresas acordaron con sus trabajadores el pago del aguinaldo

Ante el sentimiento antiglobalizador, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) consideró por primera vez como prioridad la búsqueda del crecimiento económico incluyente.

En su informe 'Apuesta por el Crecimiento', el organismo recomienda a los países poner mayor énfasis en actuar en los campos de la educación con un acceso más amplio y formación de calidad, competencia del mercado de productos y la inversión pública.

El informe que cada año evalúa y hace recomendaciones sobre reformas estructurales consideró por primera vez a la inclusión como prioridad, junto con la productividad y el empleo, como principales impulsores del crecimiento del ingreso promedio. Señala el imperativo de poner en marcha políticas que aumenten el rendimiento del trabajador y garanticen que las ganancias se distribuyan ampliamente entre la población.

Su definición de inclusión abarca dimensiones como desigualdad y pobreza, cantidad y calidad del empleo, inclusión en el mercado laboral de grupos vulnerables, brechas e igualdad de género en educación y resultados en el campo de la salud.

Para un crecimiento incluyente recomienda facilitar la entrada y el crecimiento de empresas innovadoras; ofrecer acceso más igualitario a la educación de alta calidad y la inclusión de mujeres y migrantes en la fuerza laboral; fomentar la inversión en infraestructura, y mejorar la formación de trabajadores y las políticas de activación.

Se pueden encontrar fuertes sinergias entre la búsqueda del crecimiento de la productividad y el empleo, por un lado, y la inclusión, por el otro. Si se implantan de manera adecuada e integral, cerca de la mitad de las prioridades de política presentadas en este informe generarían ganancias en ingresos mayores y más generalizadas, según expone el organismo en el informe.

REFORMAS ESTRUCTURALES PIERDEN RITMO EN PAÍSES MIEMBROS DE LA OCDE

En el informe, la OCDE señala que el avance de las reformas estructurales entre los países miembros sigue en descenso en los últimos dos años y retornó a niveles previos a la crisis.

Sobre los resultados en la implementación de reformas estructurales, la organización encontró que el avance se desaceleró más notablemente en políticas que incluyen a la productividad laboral como son la educación e innovación y, según el organismo, hubo mejoría en las recomendaciones hechas sobre reducción de obstáculos para la participación de la mujer en el mercado laboral y fomento de empleos con menores cargas impositivas.

Existen diferencias entre países, las reformas se desaceleraron en aquellos que dos años atrás adoptaron una postura reformadora activa como México, Grecia, Irlanda, Portugal, Polonia y España y aumentó notablemente en países que no se habían ubicado como reformadores activos como Bélgica, Chile, Colombia, Israel, Italia, Suecia, Brasil y Francia.

Los países miembros del organismo han mantenido tasas de crecimiento en promedio del 2 por ciento en los años posteriores a la crisis global y, ante este hecho, los gobiernos no pueden permitirse dejar a un lado las reformas emprendidas, advirtió el organismo.

El informe fue presentado en el marco de la Reunión de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G-20 en Baden-Baden, Alemania.

: