Economía

Crecimiento en Europa aún es "demasiado bajo", afirma Draghi

El presidente del Banco Central Europeo señaló que la economía del Viejo Continente ha mejorado en cierta medida en fechas recientes pero ese crecimiento es "muy bajo" en todos lados y añadió que también se muestran signos ya de una baja inflación.
AP
21 mayo 2015 18:55 Última actualización 21 mayo 2015 18:55
Banderas

El crecimiento económico europeo ha sido "muy bajo" señaló Mario Draghi. (Bloomberg)

SINTRA.- El crecimiento "es muy bajo en toda Europa" pese a la modesta recuperación, indicó Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, el jueves.

Draghi hizo la afirmación directa al inicio de una conferencia en torno al problema del desempleo que afecta a los 19 países integrantes de la Unión Europea.

"Recientemente las condiciones económicas en Europa han mejorado en cierta medida, pero ese crecimiento es muy bajo en todos lados", dijo en la conferencia que se lleva a cabo en Sintra, Portugal. 

También señaló que la inflación es demasiado baja, una señal de debilidad económica, y que "la gente de Europa está frustrada por la falta de crecimiento que ha visto en años recientes".


Las declaraciones de Draghi se dan a conocer mientras la zona euro muestra síntomas de recuperación. La economía creció 0.4% en el primer trimestre y quizá este año el crecimiento sea suficiente para comenzar la reducción del desempleo que está en niveles de 11.3%, de acuerdo con economistas.

No obstante, es posible que pasen años antes de que se logre esa meta, que sigue siendo dolorosamente elevada en los países menos afortunados de la zona.

En Grecia y España el desempleo en jóvenes alcanza el 50%.

La zona euro también enfrenta el desafío de Grecia, donde el gobierno tiene dificultades para pagar su deuda pese a haber recibido dos rondas de préstamos para su rescate financiero de otros países europeos y del Fondo Monetario Internacional. Si ese país cae en impago podría ser obligado a salir de la Unión, lo que causaría incertidumbre sobre la permanencia del euro.

Autoridades de Estados Unidos han presionado a Europa para que resuelva su problema de crecimiento. La unión sigue siendo un mercado clave para muchas empresas estadounidenses y su salud es un factor importante para la economía global.

Los países de la UE enfrentan una persistente crisis económica debido a la elevada deuda de algunos gobiernos y sus bancos desde que en 2009 Grecia informó que su déficit estaba fuera de control. Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre tuvieron que ser rescatados por otros países y España recibió dinero para el rescate de sus bancos.

Los gobiernos de Europa tienen graves problemas para alcanzar el crecimiento deseado y el desempleo mientras tratan de contener su gasto para bajar la deuda.

Fischer dijo que medidas tomadas recientemente para fortalecer al euro, que se usa desde hace 16 años, como la supervisión a los bancos que llevó a cabo el BCE, probablemente no se habrían puesto en práctica si no se hubiera presentado la crisis del euro.