Economía

Crecimiento en EU será ligeramente mayor al previsto

Debido a que la economía de EU se expande a ritmo moderado, la FED elevó su proyección en el crecimiento de la economía de esa nación de 2.3 a 2.4 por ciento para 2016.
Daniel Villegas
16 diciembre 2015 23:50 Última actualización 17 diciembre 2015 5:0
dólar (Bloomberg/Archivo)

El consenso estimó que la economía norteamericana estaría creciendo 2.5% en el próximo año, por encima de lo que estimó la Fed. (Bloomberg/Archivo)

La Reserva Federal de Estados Unidos incrementó su proyección en el crecimiento de la economía estadounidense de 2.3 a 2.4 por ciento para 2016.

“La información que tiene el comité sugiere que la actividad económica se ha estado expandiendo a ritmos moderados. El gasto de los hogares y la inversión fija se han estado incrementando a niveles sólidos en meses recientes y el sector de la construcción de la vivienda ha estado mejorado; sin embargo las exportaciones netas se han desacelerado”, explicó la Fed en un comunicado.

En la encuesta de Bloomberg a analistas del sector privado, el consenso estimó que la economía norteamericana estaría creciendo 2.5 por ciento en el próximo año, por encima de lo que estimó la Fed ayer.

En la junta del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) también se mejoró la perspectiva de empleo, pues estimaron que el nivel de desocupación se ubicará en 4.7 por ciento en 2016, de un previo de 4.8 por ciento estimado en septiembre.

El FOMC dijo que “Un buen número de variables del mercado laboral, incluyendo un incremento constante en el empleo, muestran mejoría y confirman que la subutilización de la mano de obra ha decrecido notablemente desde el inicio de este año”.

En cuanto a la inflación también se espera que será menor a lo proyectado anteriormente, pues en el noveno mes del año predijeron que en 2016 se ubicaría en 1.7 por ciento, ahora estiman un 1.6 por ciento. No obstante esperan que en 2017 el nivel de precios se acerque más al objetivo y llegue a 1.9 por ciento.

En el comunicado se explicó que el incremento en el nivel de precios ha continuado por debajo del objetivo del FOMC, ubicado en 2 por ciento en el largo plazo, lo que se debe en parte al declive en los precios de la energía así como de las importaciones no energéticas “algunas estimaciones sobre la inflación de largo plazo, basadas en encuestas, se han movido a la baja”.

Y es que de acuerdo cifras del Banco Mundial, tan sólo en 11 meses de este año los precios de los energéticos se han reducido 30 por ciento, mientras que los precios de las materias primas no energéticas, en donde se incluyen alimentos, metales y otros, han caído 15 por ciento en el mismo período.