Economía

Crecimiento de economía mundial en 2015 será inferior al de 2014: FMI

El Fondo Monetario Internacional ajustó sus proyecciones para el crecimiento de la economía global en 2015 a 3.3 por ciento, marginalmente menor al 3.4 por ciento del 2014.
Redacción
09 julio 2015 0:12 Última actualización 09 julio 2015 8:0
La zona de Nueva Inglaterra registra hasta un metro de nieve. (Bloomberg)

La desaceleración en la economía estadounidense durante el primer trimestre del año, impactada por un crudo invierno, tuvo efecto en México y Canadá. (Bloomberg)

En su actualización sobre las perspectivas económicas mundiales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó sus proyecciones para el crecimiento de la economía global en 2015 a 3.3 por ciento, 0.2 puntos porcentuales menos que lo previsto en abril y marginalmente menor al 3.4 por ciento del 2014.

Esto es producto de un gradual repunte en economías avanzadas y una desaceleración en mercados emergentes y economías en desarrollo.

En 2016, el crecimiento previsto para la economía global se fortalecerá a 3.8 por ciento.


El crecimiento proyectado para México este 2015 es de 2.4 por ciento, un ajuste de 0.6 puntos porcentuales respecto al estimado en abril pasado y para el 2016 redujo la tasa prevista a 3.0 por ciento comparada con la de 3.3 por ciento estimado un par de meses atrás.

La desaceleración en la economía estadounidense durante el primer trimestre del año, impactada por un crudo invierno que minimizó la actividad portuaria y por una reducción en los gastos de capital en el sector petrolero, tuvo su efecto colateral en sus vecinos Canadá y México.

En cuanto a los precios del petróleo, el FMI mantuvo sin cambio el precio promedio anual de 59 dólares por barril estimado para 2015 y un repunte a 64.22 dólares en 2016.

Aunque el rendimiento de los bonos soberanos de más largo plazo ha aumentado cerca de 30 puntos base en Estados Unidos y 80 puntos base en promedio en la Eurozona, excluyendo Grecia, desde abril, el FMI considera que las condiciones para los hogares y empresas endeudadas permanecen muy favorables.

En cuanto a los riesgos para sus pronósticos, señala que los mismos que identificó en su reporte de abril pasado persisten, entre ellos un consumo contenido y un mayor impulso para menores precios del petróleo, sobre todo en economías avanzadas.

Los acontecimientos en Grecia no han resultado en un contagio significativo y acciones políticas a tiempo podrían ayudar a manejar esos riesgos, si se materializaran.

Sin embargo, recientes incrementos en el rendimiento de los bonos soberanos en algunas economías de la Zona euro reducen los riesgos al alza para la actividad en estas economías, mientras que permanecen algunos riesgos del resurgimiento de las tensiones financieras.