Economía

Crece 5% deuda soberana con rendimiento negativo

Fitch Ratings señaló que en mayo no se percibieron grandes cambios en la distribución de la deuda entre los 14 países que sustentan deuda con rendimiento negativo.
Redacción 
03 junio 2016 10:34 Última actualización 03 junio 2016 10:34
Edificio de Fitch Ratings

Mejor economía, mejor calificación afirma Fitch Ratings./(Bloomberg)

Políticas monetarias no convencionales, la mitigación regulatoria de riesgos por los bancos y una búsqueda de seguridad en los mercados financieros globales contribuyeron al aumento constante en la cantidad de deuda soberana negociada con rendimiento negativo, el cual, en mayo fue de 5 por ciento respecto al mes anterior a 10.4 billones de dólares, según Fitch Ratings.

El monto total de deuda soberana a tasas fijas comercializada a tasas negativas creció a 10.4 billones de dólares al 31 de mayo, el 70.2 por ciento fue de largo plazo y el resto de corto plazo. Este monto superó en 5 por ciento a los 9.9 billones que Fitch calculó al cierre de abril. Los mayores montos de instrumentos soberanos japoneses e italianos con tasas debajo de cero fueron los mayores contribuidores a los cambios mensuales.

En su reporte la calificadora señala que en el mes no se percibieron grandes cambios en la distribución de la deuda entre los 14 países que sustentan deuda con rendimiento negativo, con Japón siendo la fuente más grande. Modestas disminuciones en las tasas soberanas japonesas, italianas, alemanas y francesas durante el mes condujeron que los 0.5 billones de incremento en el total de deuda con tasas negativas.

Las tasas de referencia de la Eurozona fueron impulsadas hacia mayor descenso por el debilitamiento de la inflación y datos del sector manufactura, además de que la expansión del programa de compra de bonos del Banco Central Europeo continúa impulsando la demanda de deuda soberana de la Eurozona.

Fitch Rating explica que la volatilidad diaria en el rendimiento de los bonos soberanos y los precios puede mover la cantidad total de deuda con rendimiento negativo hacia arriba o abajo, dependiendo de la fecha de medición. Incluso cambios relativamente pequeños en las tasas de los países pueden mover algunos valores de deuda hacia o fuera del territorio de rendimiento negativo en un día determinado.