Economía

Crear 600 mil empleos, reto para este año: Coparmex

Juan Pablo Castañón, dirigente del organismo empresarial, afirmó que la expectativa es que estos empleos sean generados de forma definitiva y no sean temporales, lo cual será el reto
para el segundo semestre del año.
Notimex
26 mayo 2014 16:36 Última actualización 26 mayo 2014 16:43
[Juan Pablo Castañón, presidente de la Coparmex, sostuvo que México merece una democracia de primer mundo. / Cuartoscuro] 

Generar empleos, será el reto en lo que resta del año, afirma Juan Pablo Castañón.(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El "gran reto" es la generación de unos 600 mil empleos definitivos, esto una vez que la recuperación económica inicie en el segundo semestre de este año, aseguró Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Méxicana (Coparmex).

“Nuestra expectativa es que estos empleos, en su mayor parte, se generen en forma definitiva y no temporales y ese es el gran reto que tenemos para el segundo semestre del año”, afirmó.

El dirigente empresarial precisó que con el estimado oficial de crecimiento económico de 2.7 por ciento para el año se espera la creación de 600 mil nuevos empleos.

Juan Pablo Castañón refirió que para lograr un crecimiento importante en la segunda mitad del año, es necesario el restablecimiento de la confianza del consumidor y la inversión.

Ello significa que las empresas ya pueden empezar a generar expectativas de crecimiento, nuevos productos y atención en los mercados, y que el consumidor tenga confianza en el desarrollo de la economía.

Para el líder patronal, un factor importante para alcanzar tasas de crecimiento positivas es la aprobación de las leyes secundarias en telecomunicaciones y en el sector energético.

Aunque ello no significa que generarán inversiones nuevas en el segundo semestre de 2014, “sí se dará un impacto muy positivo sobre la certeza jurídica hacia la inversión”, argumentó.

En su opinión, esto quiere decir que la apertura de México para que se desarrollen las empresas, una política jurídica y económica que fomenten nuevos proyectos de inversión y empleos, serían señales muy positivas.

Por ello, los líderes empresariales insisten en que se impulse en estas leyes secundarias una política de contenido nacional, particularmente en el caso de la energética.

Juan Pablo Castañón que el impacto de las reformas energética y de telecomunicaciones tendrá que darse en los siguientes años, pero son signos positivos para la seguridad en las inversiones, el trabajo en conjunto de las empresas y el gobierno federal.