Economía

Continúa la desaceleración del comercio mundial

10 febrero 2014 4:24 Última actualización 20 septiembre 2013 5:34

[OMC estima que baja de ritmo de crecimiento pasará de 3.3  a 2.5% / Reuters]


 
Ivette Saldaña
 
La desaceleración de la economía internacional  trastocó el comercio, por lo que se espera una baja en su ritmo de crecimiento de 3.3 a 2.5 por ciento en este año y de 5 a 4.5 por ciento para 2014, estimó la Organización Mundial del Comercio (OMC).
 
En estos últimos trimestres se observan los porcentajes de aumento más bajos de los últimos 20 años, al ser menor de 5.4 por ciento, como se verá en los siguientes meses.
 
Los ajustes a la baja se dieron tras registrarse una desaceleración de las importaciones y exportaciones en los primeros meses de 2013, sólo las de la Unión Europea cayeron 2 por ciento de enero a junio, señaló el organismo en un comunicado.
 
Ante la “atonía” del comercio mundial en los últimos dos años, el director general de la OMC, Roberto Azevedo, consideró necesario llegar a un consenso en las negociaciones multilaterales.
 
El organismo multilateral asegura que los indicadores sobre la actividad comercial futura –como tarifas de embarques y producción automotriz– muestran que la desaceleración económica ya tocó fondo y que estamos ante una “tentativa recuperación” que va en camino.
 
El volumen de mercancía que se movió en la primera mitad de 2013 en el mundo fue de 1.2 por ciento, comparado con el mismo periodo de 2012, y para que se logre la expectativa de crecimiento anual de 2.5 por ciento se requiere que en la segunda mitad de 2013 la economía crezca 3.8 por ciento a tasa anualizada.
 
Los pronósticos de crecimiento de este año para las exportaciones de las economías en desarrollo son de 3.6 por ciento, mientras que para los países desarrollados apenas de 1.5 por ciento. En 2014 la cifra sube para los primeros a 6.3 y a 2.8 por ciento para las naciones más avanzadas.
 
Se estima que las importaciones en el presente año decrecerán 0.1 por ciento en los países desarrollados y el próximo subirán 3.2, en tanto que en las economías emergentes crecerá 5.8 por ciento y 6.2 por ciento, en 2013 y 2014, respectivamente.
 
Esta debilidad en las importaciones de los países desarrollados se puede atribuir a la prolongada recesión en la zona Euro, la cual empezó en el último trimestre de 2011 y se extendió hasta el primer trimestre del año. El problema fue que la Unión Europea consume cerca de una tercera parte del comercio mundial de bienes.