Economía

Contenida, la inflación en el Bajío

10 febrero 2014 4:58 Última actualización 25 julio 2013 10:13

[Cortesía] 


 
 
Marvella Colín
 
 

La inflación anual de la región del Bajío se colocó en 3.54% en promedio en la primera quincena de julio del presente año, nivel casi en línea con el incremento de precios promedio del país, que fue de 3.53% anual.
 
 

Se observa que los consumidores de la ciudad de Querétaro son los que resienten la mayor inflación de la región, con un aumento de 3.77% anual.
 
 

Lo anterior de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) por principales ciudades, presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.
 
 

En tanto, en las ciudades de León y Cortazar, ambas en Guanajuato, la inflación anual fue de 3.64 y 3.22% respectivamente, por lo que promedian un avance de 3.43%.
 
 

Los niveles de inflación en las ciudades el Bajío son más bajos comparados con ciudades del norte como Hermosillo, Sonora, donde la inflación anual fue de 9.33%, o Monclova, Coahuila, con 4.36%, o La Paz, Baja California, con 4.19%.
 
 

En las entidades del Bajío y en general en el país los precios en promedio han tendido a estabilizarse en parte por la desaceleración del mercado interno, así como por la baja de precio de algunos productos alimenticios ante las buenas cosechas, así como por algunas políticas de control de precios.
 
 

Entre la segunda quincena de junio y la primera quincena de julio del presente 2013, los precios al consumidor en el Bajío aumentaron ligeramente. Esto principalmente se observó en León, Guanajuato, donde el aumento quincenal del INPC fue de 0.12%.
 
 

Lo mismo en la capital de Querétaro, donde el incremento en los primeros quince días de julio fue de 0.12%. En contraste con la ciudad de Cortazar, Guanajuato, donde hubo un descenso quincenal de 0.33%.
 
 

En el plano nacional se observó que en la primera quincena de julio los precios que observaron una baja fueron: el jitomate con 10.22% quincenal, el huevo con 2.99%, el pollo con 1.27%, automóviles con 0.63% y telefonía móvil con 1.17%, entre otros.
 
 

En cambio los precios con aumentos quincenales fueron los de gasolina de bajo octanaje con 0.64 por ciento, los servicios turísticos de paquete con 4.09 por ciento, gas doméstico LP con 0.69 por ciento, vivienda propia con 0.09 por ciento y calabacita con 11.56 por ciento, entre otros productos.
 
 

También el INEGI destacó que el índice de precios de la canasta básica de consumo presentó un aumento de 0.06% en la primera quincena de julio de 2013, y una tasa anual de 4.88%, mientras que en la misma quincena de 2012, los datos comparables fueron 0.59% y 6.16% respectivamente.
 
 
 

 
 
 
Con información de El Financiero Bajío